"No sabemos todavía cuál es el efecto económico de esta propuesta", dijo Hernández. (GFR Media)

El portavoz de la minoría popular en la Cámara de Representante, Rafael "Tatito"Hernández, sostuvo esta mañana que el efecto sobre el contribuyente de la reforma contributiva será "mínimo o ninguno"

En una conferencia de prensa junto a otros compañeros de delegación, el representante planteó que con los cambios introducidos en la Cámara al proyecto del ejecutivo se mantienen intactas las tasas contributivas para individuos y que sólo se beneficiarán, excepto los que trabajan por cuenta propia, de un 5% aplicado a su responsabilidad contributiva.

Hernández recordó que la política pública del gobierno ha sido mover a empleados del sector público al privado, "pero no tienen ese descuento de 5%".

"No sabemos todavía cuál es el efecto económico de esta propuesta y es un reclamo que están haciendo también grupos de profesionales que no han podido participar en el proceso", denunció Hernández.

"El proyecto no provee cambios significativos al contribuyente puertorriqueño", insistió.

Señaló que la medida impacta a los matrimonios al eliminar el cómputo opcional para casados que rinden juntos. Criticó que se le anulara la intención de que no tuvieran que tributar por contribuciones de ingresos los que ganan $12,000. Al no haber cambios en las tasas a individuos, los que ganen más de $9,000 seguirán pagando un 7% de contribuciones.

Denunció que el crédito por trabajo incorporado a la medida no beneficia a personas de edad avanzada, ni a matrimonios que generan más de $42,000 ni a personas que trabajan por su cuenta.

Según denunciaron los populares, si bien se aumenta la exención que disfrutan los pensionados a los primeros $20,000 de ingresos, está condicionada a que se acojan al reglón de Contribución Básica Alterna, donde cualifican ciudadanos con más de $25,000 en ingresos.

Por tanto, no le aplicará a la mayoría", dijo.

Otro cambio en la reforma dispone que los dueños de negocios no podrán arrastrar ya con el 50% de sus pérdidas netas del negocio desde el tercer año en adelante. Igualmente señaló que los dueños de pequeños comercios necesitarían contratar los servicios de un contador público autorizado para reclamar en su planilla por gastos incurridos para operar su negocio.

Ese cambio, a su vez, impacta a los contadores públicos sin licencia y los preparadores de planillas.

Igualmente, la propuesta reforma, que no es otra cosa que múltiples enmiendas al Código de Rentas Internas, de entre $4,000 y $2,000 a $200 o $100 la exención de intereses en cuenta de ahorros.

En cuanto a la introducción de las máquinas de juegos de azar, los populares argumentan que se abrirían hasta $4,500 "minicasinos" sin fiscalización y abriendo la puerta al lavado de dinero. Además, la legislación permite que el propio operador de la máquina saque el dinero, contrario al procedimiento con que tienen que cumplir los dueños de casinos en los hoteles.


💬Ver 0 comentarios