La iniciativa surgió tras el colapso energético que ocurrió luego del paso del huracán María. (GFR Media) (semisquare-x3)
La iniciativa surgió tras el colapso energético que ocurrió luego del paso del huracán María. (GFR Media)

 La posibilidad de establecer cooperativas eléctricas para que comunidades y sectores del país generen, transmitan y distribuyan energía está cada vez más cercana tras la aprobación hoy, lunes, del proyecto del Senado 984.

“En este escenario que enfrenta Puerto Rico es necesario y meritorio facilitar que las personas y comunidades exploren alternativas para generar, transmitir y distribuir su energía”, expresó el presidente de la Comisión Especial de Asuntos de Energía y autor de la medida, Larry Seilhamer. 

La Cooperativa Eléctrica o Cooperativa de Energía tendrá el fin de “satisfacer las necesidades individuales y comunes de servicios de energía eléctrica de sus socios y sus comunidades, mediante sistemas de generación, transmisión y/o distribución eléctrica”, reza el Proyecto del Senado 984 que fue aprobado con el voto en contra del senador popular Cirilo Tirado.

La medida enmienda la ley General de Sociedades Cooperativas de 2004. 

“Puerto Rico está entrando un nueva era, una nueva época, donde Puerto Rico entero aspira a que se termine el monopolio que ha tenido la AEE. Agradecemos el trabajo que ha hecho hasta hoy, pero de ahora en adelante va a haber un modelo nuevo que se está trabajando muy profesionalmente”, expresó el senador del Partido Popular Democrático (PPD), Eduardo Bhatia.

En Estados Unidos, según el informe de la Comisión Especial de Asuntos de Energía, las cooperativas eléctricas mantienen el 42% de las líneas de distribución eléctrica y le sirve a sobre 42 millones de personas.

“La tecnología hoy nos permite romper este monopolio que tiene PREPA, crear micro redes, que comunidades se organicen, que pongamos placas solares y que acabemos ya con la dependencia tan grande que tenemos de los sistemas de combustibles fósiles”, dijo Bhatia, coautor de la medida. 

Según la medida, las cooperativas eléctricas podrán suscribir contratos de venta de energía con otros consumidores afiliados, así como vender el exceso de su producción a otros servicios de la red eléctrica o de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Mientras, la cantidad de socios estará determinada por los recursos productivos de la cooperativa y su capacidad de generar, transmitir y distribuir energía.  La cantidad mínima, sin embargo, para organizar una cooperativa será de cinco socios que pueden ser personas naturales o persona jurídicas sin fines de lucro.  

Establece, además, que las tarifas y cargos cobrados por la cooperativa eléctrica a sus socios deben ser suficientes para pagar los gastos operaciones y de mantenimiento requeridos por el sistema eléctrico, así como sus obligaciones financieras, de forma tal que se garantice la continuidad de los servicios.

Será en el Negociado de Energía -hasta hace unos días conocido como la Comisión de Energía- el ente encargado de establecer mediante reglamento los requisitos mínimos para poder establecer las cooperativas. Igualmente, tendrán la facultad de revisar  y aprobar las tarifas y otros cargos cobrados a sus miembros para asegurarse que las mismas sean justas, según la medida.

El senador del Partido Independentista Puertorriqueño, Juan Dalmau, también favoreció la medida, aunque emitió un voto explicativo.

“Me parece que la medida da paso a un concepto de  cooperativas energéticas que permite cumplir con la democratización de la producción, distribución y acceso a la energía eléctrica al tiempo que se garantiza que esa autonomía que conservan esas comunidades cooperativas les permita tener un acceso para el desarrollo de la utilización de energía razonable”, puntualizó.  

“Habla genuinamente de progreso y nos debe llevar a une reflexión sobre la capacidad que tiene este cuerpo de poder enfrentarse a las necesidades emergentes…es un paso en la dirección correcta y creo que debe llevarnos, no solamente a mirar las posibilidad del cooperativismo en la energía eléctrica, sino en otros aspectos de nuestra vida”, planteó el senador independiente José Vargas Vidot.


💬Ver 0 comentarios