Tras la aprobación de la medida en la Cámara, el Senado la considerará la semana que viene (semisquare-x3)
Tras la aprobación de la medida en la Cámara, el Senado la considerará la semana que viene. (GFR Media)

El polémico proyecto que establece la llamada libertad religiosa en Puerto Rico encontró eco el martes en la Cámara de Representantes, donde se aprobó con 34 votos a favor y 14 en contra.

La medida, presentada por el gobernador Ricardo Rosselló, fue respaldada por la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) y un voto a favor de la legisladora del Partido Popular Democrático (PPD) Brenda López de Arrarás.

Mientras, los demás miembros de la delegación popular le votaron en contra, así como el representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez.

Los representantes populares Luis "Narmito" Ortíz y Luis Raúl Torres estuvieron ausentes en la votación, al igual que el legislador penepé José "Pichy" Torres Zamora. 

La medida fue presentada en el hemiciclo por la representante novoprogresista María Milagros Charbonier, quien preside la Comisión de lo Jurídico de la Cámara. La legisladora emitió un informe positivo de la legislación tras un proceso de vistas públicas. 

El Proyecto de la Cámara 2069 establece, a grandes rasgos, unos acomodos razonables para que los empleados del gobierno no estén obligados a atender a ciertos ciudadanos si entienden que las creencias o conducta de estos chocan con sus convicciones religiosas.

El martes durante la aprobación del proyecto, Charbonier afirmó que, aunque los acomodos razonables están disponibles, no son absolutos porque el proyecto, según ella, dispone que a ningún ciudadano se le puede negar un servicio.

No obstante, la oposición política, diversas organizaciones sobre los derechos humanos y varias figuras artísticas sostienen que la medida da paso a la discriminación, por ejemplo, a las personas de la comunidad LGBTTQ.

De hecho, el representante popular Luis Vega Ramos sostuvo que este proyecto “es una licencia para odiar”.

Ricky Martin, Ednita Nazario, Kany García y René Pérez "Residente" son algunas de las figuras públicas que hicieron público su rechazo ayer.

Asimismo, los senadores federales Bernie Sanders y Elizabeth Warren criticaron la medida. 

Se espera que el proyecto sea considerado la semana que viene en el Senado, donde la legisladora Zoé Laboy pudiera presentar otra versión de la legislación.

Laboy es una de las oponentes de la medida más vocales en el Senado.

El senador Carmelo Ríos confirmó a El Nuevo Día que tanto la medida de Charbonier como la de Laboy podrían ser consideradas en la misma sesión.


💬Ver 0 comentarios