Samuel Pagán Cuadrado renunció a su silla en la Cámara de Representantes en medio de una investigación ética en su contra por el otorgamiento de presuntos contratos irregulares en la oficina de la comisión que presidía. (semisquare-x3)
Samuel Pagán Cuadrado renunció a su silla en la Cámara de Representantes en medio de una investigación ética en su contra por el otorgamiento de presuntos contratos irregulares en la oficina de la comisión que presidía. (Ramón “Tonito” Zayas)

La Oficina del Contralor Electoral (OCE) concluyó que el exrepresentante Samuel Pagán Cuadrado y su tesorero de campaña, Carlos J. Ortiz, presentaron informes financieros falsos y cometieron perjurio durante la contienda del 2016, entre otras violaciones a la Ley 222 para la Fiscalización del Financiamiento de las Campañas Políticas, por lo cual ambos fueron multados y referidos al Departamento de Justicia.

De acuerdo con el informe final de auditoría en poder de El Nuevo Día, la OCE les impuso a ambos multas ascendentes a $31,095.25. A Pagán Cuadrado, se le impuso una sanción de $23,795.25, mientras que su tesorero debe pagar $7,300. La OCE concede 30 días para el pago, pero les apercibió que tienen 20 días para pedir una reconsideración.

El exrepresentante señaló, a través de un mensaje de texto, que estaba “en un avión” y que se comunicaría luego con este diario, lo cual no había sucedido al cierre de esta edición. Su tesorero no estuvo disponible para reaccionar.

La auditoría de la OCE, que concluyó con la publicación del informe el 17 de agosto, comenzó antes de la renuncia de Pagán Cuadrado en mayo. El exlegislador dimitió en medio de denuncias sobre supuestas irregularidades en su gestión legislativa, y es objeto de una investigación del Departamento de Justicia a raíz de una querella presentada por su exempleado Luis Hiram Delgado Rivera.

Delgado Rivera alegó, en una declaración jurada y en documentos en manos de Justicia, que fue víctima de un patrón de represalias luego que el 22 de enero se reuniera junto a otro empleado con Pagán Cuadrado para relatarle cómo la esposa del legislador, Nancy Malavé Toro, presuntamente había perpetrado un patrón de acoso sexual contra ambos.

Los detalles

El informe de la OCE destaca que, entre las fallas cometidas por Pagán Cuadrado y su tesorero, está presentar informes falsos, cometer perjurio, no reportar ingresos, gastos y cuentas por pagar, donantes no identificados, ausencia de una cuenta bancaria para depositar las donaciones y pagar los gastos, recibir donaciones por encima de lo permitido por la ley, deficiencias en controles internos, y aceptar pagos en efectivo mayores de $250 de un solo donante.

De $21,218.98 en ingresos que recibió el Comité Amigos Sammy Pagán de enero a diciembre de 2016, al menos, $11,921.90 no fueron informados a la OCE, concluyó el reporte de 50 páginas.

“Luego de citar testigos, tomar declaraciones juradas, solicitar documentos de respaldo y realizar la investigación podemos determinar que Pagán Cuadrado hizo declaraciones falsas en la contestación juramentada. Pagán Cuadrado presentó ante la OCE declaraciones falsas, bajo juramento”, lee el informe, al destacar que también se violentó el Artículo 269 del Código Penal.

Según laOCE, se encontraron cinco informes trimestrales falsos de 2014 a 2016.

Tanto Pagán Cuadrado como Ortiz presentaron declaraciones juradas rechazando los hallazgos. Sin embargo, sus testimonios fueron refutados luego que los donantes fueran entrevistados y porque no presentaron evidencia que sustentara sus alegatos.

En el informe, se destacó que Pagán Cuadrado no presentó ingresos ni gastos para una actividad denominada “Un regalo de Amor”, para una cabalgata y para trabajos que ordenó a una imprenta.

Entre los donativos ocultados, relata el documento, hay uno hecho a nombre de su esposa. El donativo fue de $300 de la pizzería Kingdom Pizza, a nombre de la corporación LDC Enterprises Corp. De acuerdo con la Ley 222, las corporaciones o empresas no pueden donar directamente a un comité de campaña, por lo que el donativo es ilegal, destacó la OCE.

Además, la OCE entrevistó a José I. Rodríguez, dueño de la pizzería, quien negó que fuera amigo de Pagán Cuadrado y agregó que los $300 fue por concepto de donativo a la campaña y no un regalo de cumpleaños, como declaró el exrepresentante.

Asimismo, la OCE determinó que Pagán Cuadrado no informó los pagos realizados a favor de su campaña por Ángel L. Reyes Figueroa, quien presentó una querella contra el exrepresentante.

Reyes Figueroa sostuvo -mediante una declaración jurada- que sufragó gran parte de la campaña del ahora exlegislador sin que este le pagara, como supuestamente habían convenido mediante un “acuerdo verbal” en diciembre de 2015. Pagán Cuadrado, por su parte, sostuvo en una declaración jurada que los pasquines, camisetas, una guagua, equipo de sonido y rotulación para la campaña fueron donaciones de Reyes Figueroa.

De los $13,154.65 que donó Reyes Figueroa, los auditores determinaron que unos $10,816.90 no fueron informados, indicó el informe respecto al hallazgo de perjurio.


💬Ver 0 comentarios