El republicano Rob Bishop invitó el pasado jueves, en una dura carta, al gobernador Rosselló a rendir cuentas sobre la “politización” y “crisis en la administración” de la AEE. (GFR Media) (semisquare-x3)
El republicano Rob Bishop invitó el pasado jueves, en una dura carta, al gobernador Rosselló a rendir cuentas sobre la “politización” y “crisis en la administración” de la AEE. (GFR Media)

Washington - La jefatura republicana del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal acentuó ayer que quiere considerar en su audiencia pública de mañana “la necesidad de una solución legislativa” a la “crisis administrativa”,  la “politización”,  la “necesidad de un fuerte regulador independiente” y un proceso de privatización en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE)

Al divulgar el listado de seis funcionarios y empresarios convocados para la sesión, la mayoría republicana publicó un memorando en el que hace un análisis severo sobre los acontecimientos recientes dentro de la AEE, como las renuncias de miembros de la Junta de Gobierno ante las críticas del gobernador Ricardo Rosselló Nevares y el liderato legislativo a los salarios de los dos pasados directores designados de la AEE, y los cambios en la estructura de la Comisión de Energía de Puerto Rico.

El secretario adjunto del Departamento de Energía de EE.UU. para Electricidad, Bruce Walker, Rosselló Nevares y el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, están en el listado de invitados. 

Por no haber recibido hasta ayer en la tarde una disculpa del presidente del Comité de Recursos Naturales, el republicano Rob Bishop (Utah), por el tuit titulado “llama a la oficina”, con el que la comisión  anunció su citación la semana pasada, es probable que el gobernador Rosselló se ausente de la sesión. 

Thomas Emmons, socio de la firma de asesoría estratégica Pegasus Capital Advisors, James Spiotto, director gerente de la firma de asesoría financiera Chapman Strategic Advisors, y David Svanda, principal funcionario de la empresa de consultoría Svanda, son otros tres testigos convocados por el Comité.

En el memorando, Andrew Vecera, asesor de Bishop, pone en duda que se pueda privatizar la AEE bajo la situación actual.

 "Desde el fin de la temporada de huracanes 2017, la AEE ha sobrellevado cinco (directores), la renuncia de la mayoría de su junta de gobierno, un fallido intento por nombrar a un ‘principal funcionario de transformación’, y la litigación en curso relacionado al caso de bancarrota bajo el Título III”, de la ley Promesa, indica.

“Aunque el gobernador Ricardo Rosselló ha reconocido la politización de la AEE y la necesidad de independencia dentro de la empresa, la influencia política aparentemente continúa”, agrega.

El memorando cuestiona que se haya generado un escándalo sobre el salario de $750,000 que la Junta de Gobierno de la AEE le ofreció a Rafael Díaz Granados para ser principal funcionario ejecutivo de la empresa pública, antes de las renuncias en masas ocurridas hace dos semanas. En ese sentido, sostuvo que el salario de Díaz Granados era prácticamente similar al contrato que tuvo en el año fiscal 2018 el principal cabildero del gobernador, Manuel Ortiz ($690,000).

“Los eventos del pasado mes son las señales más recientes de la disfuncionalidad de la empresa pública y de que las ‘fuerzas políticas...continúan en control de la AEE”, agrega el documento.

También muestra preocupación por los cambios en el número de miembros de la Comisión de Energía, pues considera que subrayan que el regulador "independiente" todavía está sujeto a presiones externas.

El memorando critica la decisión de la Junta de Gobierno de la AEE de solicitar la reestructuración de la deuda pública – que ronda los $9,000 millones-, por la vía judicial, en vez de insistir en un acuerdo voluntario con los bonistas.

Según el documento, en la AEE se reemplazan cerca de 200 funcionarios gerenciales con los cambios de gobierno. “La estructura organizacional de la AEE ha promovido la burocracia y la política a través de la meritocracia. De hecho, muchas ‘decisiones administrativas y otras decisiones estratégicas’. . . se han basado en consideraciones políticas en lugar de mejores prácticas o buen juicio comercial", sostiene.

El memorando alega que hay una “pobre cultura de trabajo de la AEE”, y alude a los accidentes que ocurren en la empresa y a los “aproximadamente 50 días de licencia paga cada año” de sus trabajadores.

“La privatización debe ser el objetivo final que logrará una conversión exitosa de la AEE:  sin embargo, debe haber una reforma estructural y cultural sustantiva dentro de la AEE, y dada la indecisión del gobierno de Puerto Rico para abogar por cambios transformacionales, es poco probable que la privatización ocurrirá alguna vez bajo la situación actual”, agrega.

Entre los ponentes, el secretario asociado Walker, quien dirige la Oficina de Electricidad, ha sido usualmente el enlace del Departamento de Energía con el Congreso en torno a los planes para rehacer el sistema eléctrico de Puerto Rico, tras la devastación causada por el huracán María.

En junio pasado, el Departamento de Energía – cuyos laboratorios han trabajado en un modelo eléctrico para la Isla-, refirió un informe al Congreso con recomendaciones para mejorar la red eléctrica de Puerto Rico, para lo que el gobernador Rosselló ha solicitado por lo menos cerca de $17,000 millones en fondos federales.

El republicano Bishop invitó el pasado jueves, en una dura carta, al gobernador Rosselló a rendir cuentas sobre la “politización” y “crisis en la administración” de la AEE. 

“Hay una gran preocupación sobre la mala administración histórica de la AEE  y si la influencia política sobre la AEE seguirá obstaculizando la transformación de la corporación pública en un sistema eléctrico”, sostuvo entonces el congresista Bishop.


💬Ver 0 comentarios