El informe positivo de la pieza legislativa fue rendido el jueves por el representante novoprogresista Jorge Navarro Suárez, quien evaluó la pieza legislativa como presidente de la Comisión de Gobierno. (semisquare-x3)
El informe positivo de la pieza legislativa fue rendido el jueves por el representante novoprogresista Jorge Navarro Suárez, quien evaluó la medida como presidente de la Comisión de Gobierno. (GFR Media)

La Cámara de Representantes atenderá en su sesión del lunes el proyecto de ley que elimina la colegiación compulsoria de los productores de espectáculos. 

Este proyecto, el P. de la C. 1795, es el primero que se bajaría a votación dentro de un paquete de sobre 30 medidas radicadas por el representante penepé José Aponte Hernández para abolir el concepto de a colegiación compulsoria en todas las profesiones.

El informe positivo de la pieza legislativa fue rendido el jueves por el representante novoprogresista Jorge Navarro Suárez, quien evaluó la medida como presidente de la Comisión de Gobierno. 

Entre otras cosas, el proyecto dispone que todo productor tendrá que ser autorizado por el Estado para ejercer su función a través de la Oficina de Servicios al Promotor de Espectáculos Artísticos (OSPEP), adscrito al Departamento de Hacienda.

Establece también que cualquier integrante del Colegio de Productores de Espectáculos Públicos (CPEP) podría solicitar a la institución su descolegiación mediante correo regular, correo electrónico o compareciendo personalmente. Dispone el proyecto que la descolegiación será autorizada inmediatamente. En adelante, la colegiación y, naturalmente, el pago de la cuota que conlleva esta designación sería voluntaria. La profesión continuaría siendo regulada por la OSPEP y se mantiene la facultad de aplicar multas de hasta $10,000 por ejercer la profesión sin estar licenciado.

 La pieza legislativa también obliga al CPEP transferir a la OSPE, en un periodo de 30 días, los expedientes de los colegiados que quieran desafiliarse.  Igualmente, todo proceso disciplinario ante el CPEP pasaría a la OSPEP.

El proyecto también establece un mecanismo para que aquellos productores que prefieran mantenerse colegiados tengan el derecho de objetar el uso de las cuotas del CPEP “para efectuar actividades ideológicas” y a tales fines la institución tendrá que preparar un reglamento.

 En el informe se consigna que la Asamblea Legislativa se ampara en varios principios para avalar la medida, siendo el primero la idea de que la colegiación compulsoria es inconstitucional y que viola múltiples casos ya resueltos por el Tribunal Supremo de Estados Unidos y el Alto Foro de Puerto Rico. Alega Navarro Suárez, al firmar el informe positivo de la medida, que la OSPEP tiene las herramientas suficientes para reglamentar la profesión de productores de espectáculos.

 Al expresarse en contra de la medida, el CPEP, con una matrícula de 806 personas tras ser creadohace 13 años, enumeró en una vista pública lo que consideran múltiples logros como la aprobación de legislación que favorece la profesión, que la OSPEP está compuesta por agentes de rentas internas que no conocen la industria ni tienen el conocimiento para tramitar querellas en contra de estos profesionales y plantearon que darle carácter voluntario a la colegiación sería un retroceso porque colocaría a los productores en peores condiciones de trabajo y en indefensión ante agencias del gobierno.

También argumentaron que el CPEP es el mejor aliado de Hacienda en la fiscalización de eventos que puedan realizarse al margen de la ley.

Se expresó a favor del proyecto José Luis Aquino Cao, presidente de CineStell, quien cuestionó por qué necesita una licencia para realizar eventos en Puerto Rico y ser parte del CPEP cuando pretendió organizar un festival de cine en la isla con una duración de una semana.

En el caso de Emmanuel “Sunshine” Logroño, presidente de la compañía Producciones Sanco, dijo que forma parte del Colegio desde 1999 y que sus representantes “lo que han hecho es “entorpecer y limitar el nacimiento de nuevas compañías”. 

 Según Logroño, el Colegio “no hace otra cosa que cobrar una cuota anual por un trabajo que ellos no realizan, sino que lo hace la oficina antes mencionada”, lee el informe en relación al aludir a la OSPEP.


💬Ver 0 comentarios