Soto dijo que el presupuesto a ser aprobado hoy “garantiza los servicios a la ciudadanía y atiende las inquietudes esbozadas por varias agencias en vistas públicas”. (horizontal-x3)
Soto dijo que el presupuesto a ser aprobado hoy “garantiza los servicios a la ciudadanía y atiende las inquietudes esbozadas por varias agencias en vistas públicas”. (Xavier J. Araújo Berríos)

La Legislatura se expone a que su primera versión del presupuesto sea rechazada por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) al proponerse aprobar esta tarde en la Cámara de Representantes un presupuesto de $8,782 millones, una cifra que representa un aumento de $33 millones en comparación con el recomendado por el ente fiscal.

Aunque el representante Antonio Soto insistió esta mañana en una conferencia de prensa que la Junta está subestimando el estimado de ingresos del Estado en $700 millones, y por ende limitando artificialmente los servicios a la población, el legislador recomendará que el incremento sea de sólo $33 millones para atender una serie de partidas.

Entre estas, el dinero para la nómina de varias dependencias de seguridad pública como el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, el Negociado de Emergencias Médicas, el Negociado del Cuerpo de Bomberos y el Negociado de Ciencias Forenses.

Soto le dedicó buena parte de la conferencia de prensa en su oficina para atacar a la JSF, que ha tardado, según él, en reajustar el estimado de ingresos. Soto basa su argumento en que el gobierno cerrará el año con ingresos de más de $9,172 millones, pero el ente fiscal sólo estima $8,400 millones para el próximo año fiscal, a pesar de que también reconoce que se avecina un crecimiento en la economía de 6.3%.

La JSF no ha contestado una petición de El Nuevo Día para que explique el diferendo con la Cámara.

Soto dijo que el presupuesto a ser aprobado hoy “garantiza los servicios a la ciudadanía y atiende las inquietudes esbozadas por varias agencias en vistas públicas”.

“A la Junta le consta que los ingresos del Estado van por encima de los ingresos del año pasado (el vigente)”, indicó Soto al reconocer que por mucho tiempo la JSF trabajó con cifras de ingresos del gobierno hasta el mes de febrero. En adelante se ha registrado un aumento en se reglón.

“Su acción (de la JSF) afecta de manera directa los servicios del gobierno de Puerto Rico. Nos limita nuestra capacidad de establecer política pública y dar los servicios”, sostuvo.

“Es imposible que sea $8.4 billones”, insistió. “No es información reciente (la data utilizada para estimar los ingresos) y la Junta sabe que van a tener que revisitar el plan fiscal, enmendar el estimado de ingresos del gobierno de Puerto Rico”, dijo. “Lo lógico… es que una vez se apruebe el presupuesto, ellos simultáneamente revisen el plan fiscal y ajusten los ingresos del Estado”.

El aumento en el presupuesto de $33 millones será ubicado en la Resolución Conjunta de la Cámara 354, en que se autorizó el uso de$279 millones de lo que se conoce como el “clawback” o sea, una cantidad de dinero que el gobierno no ha desembolsado para pagar deudas. Esa cifra aumentará a $333 millones.

Preguntado si este cambio abre la puerta a que eventualmente la JSF imponga su propio presupuesto, Soto contestó que no, debido a que el calendario para la aprobación del presupuesto diseñado por el ente fiscal permite que la junta devuelva en una ocasión el presupuesto, tras ser aprobado en la Legislatura, si no está de acuerdo con sus números.

Soto, quien estuvo hasta las 2:00 a.m. de hoy reunido con el componente económico del gobierno y técnicos de la Junta, confía que, en ese proceso, el ente fiscal finalmente reconozca el cambio en los ingresos del Estado.

Entre los cambios en partidas anunciados hoy, Soto indicó que la Alianza para la Educación Alternativa recibirá un aumento de $2 millones, incrementado su partida a $12 millones.

Las partidas de la Oficina de Ética Gubernamental, la Oficina del Contralor y la Procuradora del Ciudadano serán ajustadas para reflejar las recomendaciones del presupuesto del gobernador, que no dejan de ser cifras menores a las de sus presupuestos vigentes. La misma política les aplicará a las agencias de seguridad.

Soto dijo que la política del gobierno es identificar el dinero para cubrir los puestos ocupados en cada dependencia.

El también presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes dijo que se le asignaron $14.8 millones al presupuesto del Departamento de Salud para proteger los empleos de 452 trabajadores transitorios y que no se afectaran los servicios en el Hospital Pediátrico.


💬Ver 0 comentarios