Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La campaña política de Aguas Buenas llegó esta mañana a la fiscalía de Caguas por una denuncia de remoción de propaganda política en el municipio.

El candidato a la alcaldía por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Javier García, presentó una querella porque ayer personal del Departamento de Obras Públicas municipal sacó pasquines de su campaña política en la carretera PR-156, en la salida hacia Caguas.

Según su abogado Luis Dávila, se está violando el Artículo 4.2 de la Ley de Ética Gubernamental, el Artículo 12.015 de la Ley Electoral y el Artículo 255 del Código Penal, que establece que no se puede usar equipo y personal municipal para su beneficio pagado con fondos públicos.

No obstante, el abogado del municipio, Iván Rivera Reyes, indicó que la ordenanza municipal del 31 de abril de 2012 establece que los rótulos políticos que sobresalgan de los postes, serán removidos.

"El cartel de Javier García excede el tamaño de la superficie del poste. A los empleados los interrumpieron, los amenazaron y obstruyeron la labor y eso es un delito", manifestó el abogado del pueblo cuyo alcalde es Luis Arroyo Chiqués del Partido Popular Democrático (PPD).

Rivera lamentó que se esté "malutilizando" los recursos del Estado con la querella presentada por García, ya que entiende que la vía legal correcta para llevar su planteamiento es en el foro civil.

"Están malgastando los recursos del Estado con querellas frívolas. No quiero pensar que con esto el candidato esté buscando titulares de prensa en medio de la campaña política", sostuvo Rivera.

De hecho, el legislador municipal del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Velázquez, estuvo en la fiscalía preocupado por lo que entiende fue una acción contra la libertad de expresión, pero no presentó querella, aunque también le removieron carteles de su candidato, Armando Rosario.

Aclaró que aunque no presentó una querella, no descarta recurrir al foro civil para que se permita la libertad de expresión.

Cuando se le preguntó a García por qué no fue por la vía civil, contestó que por entender que se violaron tres leyes.

Al momento, el fiscal Miguel Colón entrevista a tres de los empleados municipales y demás testigos y participantes del suceso ocurrido ayer.

Es la primera vez que García aspira a un puesto político y es empleado en la oficina de Ayuda al Ciudadano de la Cámara de Representantes.

El candidato novoprogresista estuvo acompañado por Carlos Cotto, quien según el abogado del municipio, insultó a los trabajadores mientras removían los pasquines. Cotto, por su parte, trabaja en el Senado.


💬Ver 0 comentarios