(semisquare-x3)
Carmen Yulín Cruz, alcaldesa de San Juan. (GFR Media)

Washington - La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, afirmó hoy, lunes, que el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) tiene que convencerse de que bajo la presidencia de Donald Trump no avanzará la estadidad y que ha sido un error argumentar que si la isla fuese un estado, la respuesta del Ejecutivo estadounidense durante el huracán María hubiese sido eficiente.

“Es un presidente racista que no entiende que su rol es ayudar, no atacar ni perseguir”, indicó Cruz, en una entrevista telefónica después de que Trump la utilizara de ejemplo para argumentar que con un liderato “incompetente” Puerto Rico no debe estar buscando convertirse en el estado 51 de Estados Unidos.

Para Cruz, el gobernador Ricardo Rosselló y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, han dado alas a los esfuerzos del presidente Trump por politizar el debate y defenderse de las críticas, al evitar por casi un año denunciar su actitud y alegar que “bajo la estadidad esto no hubiese pasado”.

“Lo que hizo el gobierno de Ricardo Rosselló y Jenniffer González fue canjear la dignidad del pueblo por su silencio”, agregó la alcaldesa de San Juan, quien desde el inicio de la emergencia causada por el huracán María, advirtió ante la prensa estadounidense que gente estaba muriendo mientras el país estaba a oscuras, y casi sin servicios de salud, transporte y telecomunicaciones.

Para la ejecutiva municipal, “ahora el mundo sabe inequívocamente que Puerto Rico es una colonia”, pero sostuvo que la experiencia de Nueva Orleans durante el huracán Katrina tacha la idea de que las quejas sobre la respuesta federal pueden explicarse porque la isla no es un estado.

Las críticas que le ha hecho el presidente Trump para tratar de justificar su oposición a la estadidad, “son  una excusa", dijo, pero considera que responden "a que por alguna razón, insiste en pensar que esto es sobre él” y no entiende que las denuncias en torno a su administración son en favor de los “3,000 boricuas que murieron por no tener acceso a cosas claves, como comida, agua, y acceso a un hospital”.

Al ser preguntado si la alternativa para Puerto Rico debe ser la estadidad, Trump señaló en una emisora radial en Cleveland, Ohio, que “con lo mala que es la alcaldesa de San Juan y lo incompetente que es, Puerto Rico no debe estar hablando de estadidad hasta que tenga gente que realmente sepa lo que está haciendo. Si tuvieran un buen liderato, ciertamente, sería algoque se puede hablar. Pero, con gente como esa involucrada será un no absoluto”.

Cruz dijo que el presidente Trump ha querido politizar el debate sobre la respuesta federal a la emergencia en Puerto Rico cuando se le ha cuestionado sobre el asunto. Hace unos días, al poner en duda que pudieran haber cientos de muertes, Trump alegó que los demócratas se habían inventado el estimado de 2,975 muertes al que llegó la Universidad George Washington.

“Sigue politizándolo el asunto,  y el gobernador, al seguir reclamando que bajo la estadidad esto no hubiera pasado, ayuda a politizar el asunto”, indicó Cruz.

La alcaldesa sostuvo que si Trump quiere discutir el futuro político de Puerto Rico no tiene problema alguno en reunirse con él para explicarle que la “mayoría” de los puertorriqueños, de todos modos, no quiere que la isla sea un estado.

Cruz reafirmó su respaldo a un status de “libre asociación con doble ciudadanía”. También acentuó que está convencida de Puerto Rico no quiere ser colonia de Estados Unidos.


💬Ver 0 comentarios