Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Sistema de Retiro de Maestros (horizontal-x3)
(Archivo / GFR Media)

La situación del Sistema de Retiro de Maestros (SRM) es tan crítica que aun la eliminación de todos los beneficios a sus participantes activos sería insuficiente para salvarlo y garantizarle a los educadores jubilados del sistema de educación público lo que representa su único ingreso. 

“Ninguna modificación de los beneficios de los participantes activos va a evitar la insolvencia del Sistema. Aunque se eliminen todos los beneficios de pensión para los participantes activos, el SRM se quedará sin activos para el año fiscal 2019, salvo a que se hagan aportaciones adicionales”, expresó el director ejecutivo del SRM, Armando Rivera Díaz, durante una vista pública conjunta de la Comisión de Gobierno.

El funcionario señaló que tienen fondos para cubrir los pagos de pensión hasta enero o febrero de 2018. Cuando el SRM se quede sin activos totales será el gobierno -a través del Fondo General- quien tendrá que cubrir el pago de las pensiones. De lo contrario, los pensionados podrían recibir una reducción en su cheque de 45%. 

Para ese entonces, explicó, el total de aportaciones individuales y patronales, tanto como todas las fuentes de ingreso del SRM, equivalen a unos $384 millones, pero el pago de las pensiones para el próximo año fiscal equivaldría a $846 millones anuales.  

Rivera Díaz reconoció que no existe otra alternativa que no sea que el gobierno asuma su parte en el pago de las pensiones de los maestros jubilados a partir de 2018. “En estos momentos no tenemos ninguna alternativa”, puntualizó ante representantes y senadores. 

“El Estado tendría que, como se dice en el mundo financiero, fondearnos (sic) sobre $400 y $500 millones al año para poder pagar las pensiones”, agregó.

Una reducción en el pago de las pensiones del gobierno, dijo, sería “desastroso”. 

“Todos sabemos que los maestros son los peores pagados y que las pensionas más pequeñas en este país la reciben ellos”, reconoció. 

Son varios factores los que han contribuido con el pasar de los años a la insolvencia del SRM, pero todo comenzó con la creación del SRM en el 1917 cuando asumió unas obligaciones que no la permitieron “madurar”. 

A esto se suma el hecho de que las leyes de retiro establecieron unas contribuciones que no eran proporcionales al beneficio otorgado ni se ajustaron a los cambios económicos y demográficos. El gobierno nunca pagó las aportaciones o contribuciones recomendadas por los actuarios para evitar la insolvencia del sistema, indicó Rivera. 

También ha impactado adversamente al SRM el hecho de que desde el 2013 la plantilla de pensionados supera la totalidad de participantes activos. A febrero de 2017, la plantilla de pensionado ascendía a 43,068 y la de maestros activos a 35,209. 

Otrofactor perjudicial es el alza en la expectativa de vida promedio del puertorriqueño, lo que, a su vez, ha ocasionado que los pensionados reciban beneficios por una cantidad de años mayor. Actualmente, la pensión promedio en el SRM es de $1,476 al mes; sin embargo, hay educadores retirados que reciben apenas $400.

“Usted tiene que estar en el SRM para ver los maestros retirados que van allí, en algunos casos si le sobran $40 o $50 quincenal es mucho, dependen de sus hijos, de un familiar… No sé cómo viven, sinceramente. Hay mucho deterioro físicamente en ellos”, reconoció el funcionario.  

Solo 10,434 maestros retirados reciben pensiones de más de $2,000, según reveló. 

A pesar del panorama fiscal del gobierno, Rivera Díaz confía en el compromiso del gobernador Ricardo Rosselló a buscar alternativas para el SRM. 

“El gobernador ha sido claro que él va a trabajar con esa situación”, expresó Rivera Díaz, quien mencionó, entre las propuestas del Estado para atender la situación del SRM está el establecimiento de Alianzas Público Privadas Participativas (APPP).

“Yo creo que esta es una de las grandes tragedias que tenemos como País”, expresó el senador popular Eduardo Bhatia.


💬Ver 0 comentarios