Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Charbonier indicó que la resolución que radicó para decretar la moratoria no afectará a los pacientes, pues estos podrían obtener el producto en los siete dispensarios que están abiertos. (horizontal-x3)
Charbonier indicó que la resolución que radicó para decretar la moratoria no afectará a los pacientes, pues estos podrían obtener el producto en los siete dispensarios que están abiertos. (Archivo / GFR Media)

La representante María Milagros Charbonier radicó ayer una medida para ordenar al Departamento de Salud que detenga la entrega de licencias que permiten abrir nuevos dispensarios de cannabis medicinal.

La moratoria, que tendría que ser aprobada por la Legislatura y firmada por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, sería solo en lo que se aprueba la ley que regulará a la industria. Y, según informó a endi.com, esta legislación estaría lista para la firma del ejecutivo antes de que termine la sesión el 30 de junio.

“Aquí hay cosas que se están violando y hay que arreglarlas, como eso de la dosificación por la Ley de Farmacia (y) cómo el Departamento de Hacienda va a recaudar (el Impuesto de Venta y Uso – IVU). Cuando todo eso se arregle, que entonces se continúe el proceso de licencia”, sostuvo la presidenta de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes.

Actualmente, hay siete centros que venden marihuana medicinal. No obstante, están pendientes de ser aprobadas unas 168 solicitudes de empresarios que desean abrir nuevos dispensarios, de acuerdo con Charbonier.

La representante cree que Salud no debe conceder más licencias en lo que se regula la industria por ley, ya que hay un sinnúmero de irregularidades en el proceso. Dijo que estas fueron detalladas en el informe parcial que radicó anoche de la investigación que realiza la Comisión que preside.

Los hallazgos

La primera falla que señaló fue que el reglamento que se aprobó bajo la administración de Alejandro García Padilla (Reglamento número 8766 de 6 de agosto de 2016) para autorizar el uso del cannabis de forma medicinal no puede ir por encima de las leyes federales o de Puerto Rico.  

Otros hallazgos fueron posibles riesgos al desconocerse los efectos que tendría el cannabis al mezclarse con otros medicamentos, falta de controles y protocolos en la división del Departamento de Salud a cargo de su regulación, los dispensarios son catalogados por los municipios como empresas de artículos de primera necesidad, y que los vendedores no están cobrando el IVU a los pacientes, entre otras cosas.

Charbonier insistió en que hace estos señalamientos porque visitó los dispensarios y habló con expertos en la materia.

Alegó que ya Salud resolvió algunos problemas. Mencionó, a modo de ejemplo, que la agencia utiliza desde hace un mes los inspectores de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) para hacer las visitas a los dispensarios. Dijo que estos tienen la potestad de ocupar material y hasta llevar casos en los tribunales.

La representante afirmó que otros de los problemas podrían ser resueltos en lo que aprueban la regulación o se resolverían con la ley.

La ley lo que pretende es arreglar lo que se hizo mal y que ellos al final del día tengan una industria y nosotros, el pueblo de Puerto Rico, tengamos la satisfacción de saber que se está dispensando correctamente un producto que muchos necesitan”, acotó.

Mientras se solucionan los problemas, señaló, Salud podría continuar sumando pacientes al programa. Estos comprarían el producto en los siete dispensarios ya abiertos.

Actualmente, hay unos 2,000 pacientes autorizados para comprar el cannabis y otros 6,000 han solicitado a Salud su aprobación para comprarla, según cálculos suministrados por la legisladora.

Alegan que está “desinformada”

Luego de trascender la intención de Charbonier de que se decrete una moratoria en el licenciamiento de más dispensarios, el abogado Goodwin Aldarondo, portavoz de la fundación sin fines de lucro Puerto Rico Legal Marihuana, aludió que la representante está “desinformada” y está tomando decisiones a base de esa “desinformación”.

Todavía sigue desinformada en lo que es la realidad de la industria actual. La Ley de Farmacia no aplica, porque a nivel federal el cannabis es ilegal”, planteó.

Asimismo, dijo que ya hay bancos que están recibiendo dinero de los dispensarios del cannabis. No obstante, comentó que algunos cobran hasta $1,000 mensuales por los servicios que proveen para guardar el dinero de esta industria.

Comentó que, aun cuando los empresarios no tengan cuentas de bancos, el inventario y la cantidad que se le expide a los pacientes está controlada. Por tal razón, argumentó que Hacienda tiene mecanismos para cobrar el IVU.

“Estamos patinando en problemas de hace tres y cinco años. Todo eso se ha resuelto, pero tenemos que ver la industria y saber lo que está pasando”, argumentó. 

El abogado sostuvo que si la representante desea que se decrete una moratoria para expedir licencias tendría que justificarlo a base de oferta y demanda.

“Debe tener una justificación, como si ya se cumplió la cuota o la necesidad del pueblo. No puede ser porque yo quiero. Es según las licencias expedidas o solicitudes aceptadas y los pacientes registrados”, manifestó.

Aldarondo señaló que todas las inquietudes que expresa la representante fueron contestadas durante su participación en las vistas públicas. Dio a entender, sin embargo, que no lo tomaron en cuenta.  

“Yo estuve en las vistas públicas, presenté nuestra ponencia y aclaramos muchas dudas. Pero, el día que presentamos nuestra ponencia, ella (Charbonier) se fue temprano de la sesión”, puntualizó el abogado.  


💬Ver 0 comentarios