Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La comisionada Jenniffer González prevé que finalmente someterá a finales de este mes su nuevo proyecto a favor de la admisión de Puerto Rico como estado 51. (horizontal-x3)
La comisionada Jenniffer González prevé que finalmente someterá a finales de este mes su nuevo proyecto a favor de la admisión de Puerto Rico como estado 51. (Gerald López Cepero)

Washington - Contrario a la campaña de movilización de la diáspora que lleva a cabo el gobernador Ricardo Rosselló, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, afirmó que los candidatos que ella respalde en EE.UU. tienen que estar comprometidos con la propuesta de convertir a Puerto Rico en el estado 51.

“Los candidatos que yo estoy endosando es por el tema de la estadidad también”, dijo González, al poner como ejemplo al congresista republicano Ron de Santis, a quien respaldó hace unos días en Jacksonville como precandidato a gobernador de Florida.

De Santis -quien parece tener el respaldo del presidente Donald Trump-, anunció a principios de enero su precandidatura a Gobernador. Puede enfrentarse en las primarias de agosto al comisionado de Agricultura, Adam Putnam, y al speaker de la Cámara de Representantes estatal, Richard Corcoran.

Para mí es importante que los candidatos que se endosen respalden la estadidad”, indicó la comisionada González, quien hace caucus en la Cámara baja federal con los republicanos y preside el Partido Republicano de EE.UU. en Puerto Rico.

El pasado 3 de febrero, durante un mítin en Nueva York en reclamo de asistencia federal para Puerto Rico, el gobernador Rosselló -afiliado a los demócratas-, afirmó que el esfuerzo para registrar y movilizar a las urnas a electores boricuas en EE.UU., con el propósito de que respalden a políticos que ayudan a la Isla y rechacen a los que le dan la espalda, va a ser no partidista ni entrará en el tema del status.

De inmediato, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, expresó que el liderato del Partido Nuevo Progresista (PNP) debe respaldar candidatos en EE.UU. que estén solidarios con el movimiento a favor de la plena anexión de la Isla.

“Separar la igualdad de la estadidad, además de ‘raro’ y ‘funny’ como dirían allá en Estados Unidos, no es posible. Con el ELA, mientras esa calamidad exista, nunca habrá igualdad para los puertorriqueños. Un consejo de buena fe que brindo a mis colegas estadistas, no sea que castigando a unos y premiando a otros con el voto de los hermanos puertorriqueños que viven la igualdad en los estados, se colabore con algún senador o congresista que ‘de la boca para afuera’ diga que ‘defiende y quiere’ a Puerto Rico pero no apoya la igualdad”, indicó entonces Rivera Schatz, al exhortar a castigar “la colonia y a los que la patrocinan”.

Radicará nuevo proyecto

Mientras, la comisionada González indicó que ahora prevé someter a finales de febrero –a días de la conmemoración del 101 aniversario de la legislación que estableció que los nacidos en Puerto Rico son ciudadanos estadounidenses-, su proyecto a favor de que la isla sea el estado 51 de EE.UU.

La comisionada residente ha tenido pendiente presentar un nuevo proyecto a favor de la admisión de Puerto Rico como estado 51 desde el plebiscito de junio pasado en el que la estadidad –en medio de un boicot de los partidos de oposición y con solo el 23% de participación electoral-, obtuvo el 97% de los votos.

El anterior, presentado el 4 de enero y que tiene como único coauspiciador al demócrata Darren Soto (Florida), dependía de que la consulta local sería avalada por el Departamento de Justicia de EE.UU., lo que no ocurrió.

Aunque la Junta de Supervisión Fiscal que controla las decisiones financieras del gobierno de Puerto Rico puede estar en funciones por lo menos hasta 2026, la comisionada González ha augurado que su legislación de status será aprobada este cuatrienio.

El gobernador Rosselló, por su parte, dijo en agosto pasado que Puerto Rico será el estado 51 de EE.UU. en 2022.

El primer ejecutivo ha indicado, además, que la promoción de la estadidad estará en manos de la Comisión de Igualdad, el grupo de siete cabilderos ciudadanos que nombró para presionar a favor de la admisión de Puerto Rico como estado 51.

Cuando habló en Nueva York de su plan para movilizar al electorado boricua en Estados Unidos, el gobernador Rosselló sostuvo que “el objetivo es que esto vaya por encima de líneas partidistas a nivel local y federal para el mensaje singular de que los puertorriqueños nos merecemos trato igual”.

Aunque aún no hay un proyecto presentado en el Senado, el senador republicano Marco Rubio (Florida) ha advertido que no hay 60 votos en el Senado estadounidense para poder echar hacia delante la admisión de la isla y que, en este momento, la tarea del gobierno de Puerto Rico debe estar centrada en lograr la asistencia federal que se requiere para reconstruir la isla.


💬Ver 0 comentarios