(semisquare-x3)
El comisionado electoral del PPD, Miguel Ríos. (GFR Media)

El comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Miguel Ríos, solicitó esta tarde una reconsideración a la decisión del presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Juan Dávila Rivera, de hacer una nueva pesquisa sobre los furgones custodiados por el ente electoral.

“Juzgamos que carece de autoridad para dejar en suspenso una investigación válida, sin que haya ante su consideración un argumento legítimo de una parte realmente afectada, privando a los partidos políticos de representación”, lee la reconsideración de tres páginas.

El año pasado, una comisión investigadora de la CEE rindió un informe que reveló la posible comisión de delitos en el manejo de los vagones, lo que debía ser referido al Departamento de Justicia. También concluyó que se deben tomar medidas administrativas contra el supervisor de seguridad Miguel Martínez y el jefe de seguridad de la CEE, Ramón Morales.

Dávila Rivera, sin embargo, optó por emitir una resolución que le concedió 48 horas a la comisionada electoral del Partido Nuevo Progresista, Norma Burgos, para que emitiera su voto. Burgos votó en contra del informe, y al no haber consenso, Dávila Rivera determinó que un oficial administrativo investigaría “todo el asunto”.

El presidente de la CEE nombró al abogado Francisco J. González Magaz como oficial examinador para que encabece una nueva pesquisa sobre el manejo de los vagones. El abogado fue contratado por $20,000.

Dávila Rivera ha dicho que la pesquisa no descarta el informe previo, pero que quiere una investigación amplia sobre el tema.

Ríos, por su parte, sostiene que el presidente de la CEE tiene amplia facultad para actuar.

“Él puede actuar sobre lo que menciona el informe, que tiene unas partes administrativas que le tocan a él. Son inherentes al cargo de él”, afirmó.  

Reiteró que el PPD llevará este asunto hasta los tribunales, de ser necesario.


💬Ver 0 comentarios