El presidente Donald Trump inspecciona los daños causados por el fuego forestal en California junto al director de FEMA, Brock Long (centro). (Paul Kitagaki Jr. / Sacramento Bee) (semisquare-x3)
El presidente Donald Trump inspecciona los daños causados por el fuego forestal en California junto al director de FEMA, Brock Long (centro). (Paul Kitagaki Jr. / Sacramento Bee)

Washington - La audiencia de hoy del Comité de Investigaciones y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes de EE.UU. que discutirá la respuesta federal a los desastres naturales de 2017, da continuidad a informes de la mayoría y minoría legislativa en torno la emergencia que causó en Puerto Rico el huracán María.

La sesión, prevista las 10:00 a.m. (11:00 a.m. en San Juan) va a tener como ponentes al administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long, y al subcomandante general para Operaciones de Emergencia y Civiles, Scott Spellmon.

También declarará la decana de la Escuela de Salud Pública de la Universidad George Washington (GWU), Lynn Goldman, cuya institución tuvo a su cargo el informe solicitado por el gobierno de Puerto Rico que estimó en 2,975 las muertes causadas por el ciclón María, que azotó la Isla el 20 de septiembre de 2017.

Pero, ha estado precedida de informes en los que la mayoría republicana y la minoría demócrata analizan los contratiempos que generó el huracán en Puerto Rico.

En un informe de octubre, los asesores de la mayoría republicana destacaron la incapacidad de los gobiernos de Puerto Rico y las Islas Vírgenes para hacerle frente a “un gran desastre natural”.

El documento, el cual El Nuevo Día divulgó el mes pasado, advirtió además que a pesar de la incapacidad del gobierno de Puerto Rico en convertirse la primera respuesta a la emergencia, el jefe de la Guardia Nacional, Isabelo Rivera, notificó a los altos mandos militares de Estados Unidos la oposición a que el Pentágono asumiera el pleno control de la operación.

“A pesar de (las) deficiencias, los funcionarios puertorriqueños se opusieron a la idea de que un general de tres estrellas tomara el mando de la situación en Puerto Rico. Después de una conversación con el principal oficial militar de la Guardia Nacional de Puerto Rico, el Jefe del Negociado de la Guardia Nacional señaló (en torno al funcionario boricua): ‘Estaba bastante angustiado y dijo que (el) gobierno resistiría (intentos federales de instalar un general de tres estrellas)’”, señaló el informe.

Un análisis independiente de la minoría demócrata, mientras, acentuó en septiembre pasado que los altos mandos militares del gobierno de EE.UU fueron advertidos, cinco días después del huracán María, de la gravedad de lo ocurrido y la posibilidad de que el ciclón hubiese causado una crisis humanitaria en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses.

“El potencial de que el gobierno falle y ocurra una crisis humanitaria en Puerto Rico y las Islas Vírgenes es alto”, indicó un memorando enviado por la vía electrónica, el  25 de septiembre de 2017, por el  Directorado de Inteligencia del Negociado de la Guardia Nacional. 

Durante varios meses, el congresista Elijah Cummings (Maryland), portavoz de la minoría demócrata y próximo presidente del Comité de Investigaciones y Reforma Gubernamental de la Cámara baja, ha contrastado la presión ejercida por esa comisión sobre el gobierno de George W. Bush, después del huracán Katrina de 2005, con los reclamos hechos al gobierno de Donald Trump en torno a la lenta e ineficiente respuesta federal al huracán María en Puerto Rico.

Cummings dijo que el comité llevó a cabo nueve audiencias sobre la crisis generada por el huracán Katrina, particularmente en Luisiana. También ha destacado que mientras el comité revisó sobre 500,000 páginas de documentos y publicó un informe de 582 páginas, hasta septiembre solo había recibido 22,000  páginas de documentos de departamentos del gobierno y ninguno de la Casa Blanca.

Como próximo presidente del Comité de Investigaciones y Reforma Gubernamental, Cummings ha indicado que se propone reclamar más información a la Casa Blanca y recordado que en la próxima sesión podrá citar a funcionarios bajo apercibimiento de desacato. 

La sesión de hoy estuvo originalmente programada para septiembre y tiene lugar en momentos en que el Congreso se prepara para cerrar sus trabajos de 2018. Los planes del liderato del Congreso son terminar la sesión a más tardar a mediados de diciembre.

En enero, tras las elecciones legislativas del pasado 6 de noviembre, los demócratas asumirán el control de la Cámara baja, con por lo menos 234 de los 435 escaños, un incremento de 39. Los republicanos continuarán el frente del Senado, con dos escaños adicionales (53-47).


💬Ver 0 comentarios