(semisquare-x3)
El senador Juan Dalmau. (GFR Media)

El senador Juan Dalmau, del Partido Independentista Puertorriqueño, radicó el Proyecto del Senado 1074, que propone enmendar la Ley 22 de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico, para que todo policía que detenga una persona sospechosa de manejar en estado de embriaguez y le haga la prueba de alcoholemia, se la muestre al conductor.  

De esta manera, se garantiza el debido proceso de ley, y también se evitarían impugnaciones frívolas a la labor de los agentes del orden público al momento de detener a una persona bajo la presunción de estar bajo los efectos del alcohol, explicó Dalmau en un comunicado de prensa hoy.

"Toda persona que sea detenida bajo la sospecha de manejar en estado de embriaguez, debe tener las garantías de un debido proceso de ley, que evite toda arbitrariedad de parte del agente del orden público", sostuvo Dalmau en el texto.

El legislador, a su vez, indicó que para que el proceso sea transparente, "tanto para el conductor como para el agente, establecemos que este último debe mostrar al detenido la lectura obtenida que arrojó el método electrónico o mecánico utilizado para la prueba de aliento".

Dalmau comparó esta propuesta con el proceso establecido a los imputados de violar los límites de velocidad al conducir un vehículo de motor por las carreteras de la isla.

"Es el mismo procedimiento que estamos recomendando en el caso de la prueba de aliento. Esto garantiza las mayores protecciones al ciudadano y lo pone en igual de condiciones en el proceso de detención de la misma forma que se evitarían impugnaciones frívolas a la labor de los agentes del orden público", puntualizó.


💬Ver 0 comentarios