(semisquare-x3)
El hemiciclo de la Cámara de Representantes. (GFR Media)

La Cámara de Representantes dio paso hoy a una resolución conjunta en que se le ordena a la Administración de Servicios Generales (ASG) concederle gasolina, a crédito, a los empleados federales relacionados al campo de la seguridad que continúan laborando sin cobrar debido al cierre parcial del gobierno federal.

En Puerto Rico hay alrededor de 14,000 empleados federales. 

En entrevista con El Nuevo Día, Rodríguez Aguiló dijo que no se legisló un límite a la cantidad de gasolina a ser distribuida, pero precisó que será sólo a vehículos personales. El asunto del límite por persona sería establecido por reglamentación de la ASG.

El servicio gratuito de combustible cesaría a la medianoche del día en que se declare el fin del cierre del gobierno federal.

Rodríguez Aguiló argumentó que el proyecto no tiene impacto fiscal en la medida en que la ASG tendría la responsabilidad de recobrar la gasolina despachada una vez culmine el periodo especial.

La resolución ahora pasa a consideración del Senado, que no sesiona hasta el lunes.

El representante Denis Márquez fue el único voto en contra.

Dijo, por un lado, que no está de acuerdo con lo "abrupto" del proceso de legislación y que se deje en manos de la ASG la reglamentación del proceso.

"Además, se crea una categoría especial de empleado con unos beneficios que no han gozado aquí empleados despedidos o transitorios que se quedan sin trabajo mientras esperan por un nuevo contrato. Es un mal precedente", dijo a El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios