(semisquare-x3)
Hemiciclo de la Cámara de Representantes. (GFR Media)

Los portavoces de la minoría en la Cámara de Representantes denunciaron hoy, miércoles, que han sido mantenidos al margen de la discusión que se lleva a cabo en la Comisión de Hacienda sobre las enmiendas a la reforma contributiva.

Hoy mismo se llevó a cabo una reunión de los miembros de la mayoría de dicha comisión - presidida por el novoprogreista Antonio "Tony Soto- y no se atendió a la prensa. 

"Ellos quieren cumplir con lo que prometieron de bajar las contribuciones a la gente y si ves, no le bajan las contribuciones a nadie", dijo por un lado el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD), Rafael "Tatito" Hernández Montañez.

"No hemos tenido acceso a los modelos y al efecto que esos modelos tienen con los cambios (enmiendas). Se trata de un modelo económico que no tenemos en las manos y cuando haces un movimiento en el Código de Rentas Internas, siempre tiene un efecto por el otro lado", sostuvo en entrevista con El Nuevo Día.

Hernández Montañez lamentó que los cambios que se buscan introducir al proyecto de reforma contributiva, con toda probabilidad no sean discutidos en vista públicas.

"No habrá un proceso de explicarle al país y a los legisladores de minoría el racionamiento detrás de su propuesta. Entonces estaríamos aprobando enmiendas al código sin conocer el impacto positivo y el negativo", dijo.

Mientras, el portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) Denis Márquez dijo que lo que pretende hacer la mayoría del Partido Nuevo Progresista es "una barbaridad".

"Llevo tiempo diciendo que hace seis meses se radicó ese proyecto de ley. La secretaria de Hacienda ha dicho que se le han hecho un montón de enmiendas y no me extrañaría que lo bajen al final con un proyecto sin conocerlo realmente sin que los sectores de interés lo hayan podido ver", dijo Márquez a El Nuevo Día. 

"Todo indica que va a ser otro proyecto al que se radicó. Estamos a la expectativa", agregó al sostener que, como mínimo, las minorías deberían ser incluidas en las reuniones de trabajo de la Comisión de Hacienda. 

"Tendrán que asumir las consecuencias de esa legislación que no va a beneficiar al país", finiquitó.

El Nuevo Día supo, entre otras cosas, que el impuesto a los alimentos preparados bajaría inmediatamente a 7% y en un periodo de tres años, sujeto a que se alcancen unas métricas de recaudos establecidas en el Plan Fiscal, ese impuesto bajaría hasta 1.5%.

También supo este diario que la reducción del impuesto entre negocios, conocidos como Business to Business, se reduciría de 4% a 0% aplicable a casi el 80% de los comerciantes. Para el resto, la rebaja sería paulatina si se cumplen con ciertas métricas.

Soto ya había anunciado que los cambios a la reforma contributiva favorecerían, sobre el proyecto del ejecutivo, a los que ganan entre $45,000 y $120,000 que se compensa con una merma no tan agresiva sobre las tasas que pagan las corporaciones.  También que se aumentaría prospectivamente de 4% a 10% la tasa contributiva aplicable a ingresos personales generados por inversionistas beneficiados por las leyes 20 y 22.


💬Ver 0 comentarios