El gobernador busca discutir con los presidentes de Cámara y Senado varios temas de los proyectos de presupuesto, la Ley 80 y el código de incentivos

El aval de la Legislatura a la derogación de la Ley contra el Despido Injustificado (Ley 80-1976) dependerá de que el Ejecutivo provea “una alternativa razonable” que represente un resguardo para los empleados del sector privado

Así lo indicó esta noche el presidente del Senado, Thomas Rivera  Schatz, al llegar a La Fortaleza a reunirse con el gobernador Ricardo Rosselló Nevares a discutir distintas iniciativas legislativas, incluyendo la posible eliminación de la Ley 80. 

“Yo no tengo nada nuevo que añadir. El Senado de Puerto Rico tiene una preocupación con el hecho de derogar la Ley 80 y dejar en el total desamparo a los empleados del sector privado. Hemos dicho -desde el principio- que nosotros no estamos cerrados a escuchar alternativas. Pero la alternativa tiene que ser una razonable, que no deje desprovisto al trabajador de la empresa privada de algunos derechos que le asisten en este momento”, expresó. 

“Así que si hay una propuesta que proteja esos derechos, que sea razonable, que sea sensata pues estamos dispuestos a escucharla”, añadió. 

El presidente de la Cámara baja, Carlos "Johnny" Méndez, también fue convocado, pero a su llegada al Palacio de Santa Catalina no quiso hacer expresiones. 

Rivera Schatz, por su parte, reiteró que la postura del Senado no ha cambiado. El Senado aprobó el proyecto  1011 para derogar la Ley 80 de manera prospectiva, las personas empleadas al momento por la empresa privada retienen los derechos actuales. Mientras que la Cámara de Representantes tiene la medida 1634 para eliminar la Ley 80 inmediatamente. 

La derogación de la Ley 80 es la exigencia de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) al gobernador tras llegar a un acuerdo. La JSF y el gobernador acordaron derogar el estatuto a cambio de más dinero en el presupuesto y de proteger, pero solo durante la vida del plan fiscal a cinco años, el bono de Navidad y las licencias mínimas pagadas de vacaciones y enfermedad.

Preguntado de si La Fortaleza ya le ha presentado alguna alternativa a la Legislatura, Rivera Schatz dijo que “se han discutido múltiples escenarios”. 

Hoy, hubo caucus en la Cámara de Representantes en donde se discutió la posible derogación de la Ley 80. El Nuevo Día supo que no hay aval para dar paso a la versión del proyecto de La Fortaleza. Faltan nueve de los 26 votos necesarios para aprobar la derogación de la Ley 80. 

Nosotros no estamos cerrados. Siempre y cuando haya una garantía de una protección para el trabajador en la empresa privada. No puede ser el dejarlo desamparados sin ninguna explicación”, afirmó. 

Respecto a otros proyectos de envergadura y bajo discusión de la Asamblea Legislativa, como el presupuesto, la reforma contributiva y el Código de Incentivos, el presidente senatorial sostuvo que siguen las vistas públicas. 

Recordó que el sector agrícola y el de turismo han expresado preocupación por la reducción o eliminación de sus respectivos incentivos. 

Rivera Schatz -al igual que Méndez- dejó la puerta abierta la semana pasada y luego también de reunirse con el gobernador, para que haya una sesión extraordinaria en la que se discutan medidas que no puedan atenderse en la sesión ordinaria.


💬Ver 0 comentarios