Ricardo Rosselló se mostró confiado en que, una vez llegue el desembolso del préstamo de $4,900 millones que concedió el Congreso, podrá subsanar la falta de liquidez de ambas corporaciones públicas. (Archivo / GFR Media) (horizontal-x3)
Ricardo Rosselló se mostró confiado en que, una vez llegue el desembolso del préstamo de $4,900 millones que concedió el Congreso, podrá subsanar la falta de liquidez de ambas corporaciones públicas. (Archivo / GFR Media)

“Nosotros vamos a hacer lo que tengamos que hacer para continuar pagando a los empleados y para asegurarnos que se restaure el servicio de energía eléctrica”.

Con estas expresiones, el gobernador Ricardo Rosselló dejó claro ayer que espera por el préstamo que le autorizó el Congreso para asistir económicamente a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), corporaciones públicas que se quedarán sin dinero a fin de mes.

Rosselló se mostró confiado en que, una vez llegue el desembolso del préstamo de $4,900 millones que concedió el Congreso, podrá subsanar la falta de liquidez de ambas corporaciones públicas.

“Eso (el dinero del préstamo) va a llegar”, expresó Rosselló.

De esta forma, el primer ejecutivo abrió la puerta para retomar una práctica que, al menos con la AAA, se había dejado atrás: subsidiar a las corporaciones públicas con el Fondo General.

Este será uno de los efectos directos del huracán María sobre las ya maltrechas finanzas del gobierno. La carga que representaría la AEE y la AAA para el Fondo General se uniría al desembolso del pago de las pensiones que también saldría    de esa billetera.

Cuando se le preguntó si los trabajos de restauración de la red eléctrica se paralizarían de no llegar el dinero del préstamo, Rosselló contestó con un “eso no va a pasar”

“Nuestro compromiso es que el servicio continúe, que se van a atender estos problemas”, sostuvo Rosselló al cuestionársele sobre las operaciones y el pago de nómina de la AAA y la AEE, sobre todo, en momentos en que no se han restablecido por completo los servicios de luz y agua en el país.

El martes, el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Gerardo Portela, reveló que la AAA y la AEE tienen dinero para cubrir sus operaciones hasta fin de año.

La AEE se quedará sin liquidez al concluir la semana del 22 de diciembre y terminará el año con un déficit en caja de $224 millones. Mientras, la AAA terminaría este mes con un sobregiro en caja de alrededor de $1 millón.

Ambas agencias necesitan $883 millones de liquidez.

Rosselló dijo que las dos corporaciones públicas están en esta situación porque se vieron obligadas a no facturar tras el azote de María. “Tenemos una solución inmediata que van a ser los community disaster loans y en algún momento comenzará la facturación nuevamente”, apuntó.

“La expectativa es que sí podamos continuar pagándolo todo porque sí tenemos el vehículo para hacerlo”, agregó.

Bajo la administración de Aníbal Acevedo Vilá, se aumentó la factura del agua, lo que permitió eliminar el subsidio que le daba el Fondo General. Pero bajo el mandato de Luis Fortuño, no se dio paso al siguiente aumento de agua que debía ejecutarse. Fue bajo el gobierno de Alejandro García Padilla que se subió nuevamente el agua y se dejó atrás la dependencia del Fondo General.

En el caso de la AEE, sus problemas operacionales y de insuficiencia de fondos han requerido que reciba continuamente ayuda del gobierno central.


💬Ver 0 comentarios