En un mensaje a Puerto Rico, el gobernador convocó a la Legislatura a una sesión extraordinaria para tratar de evitar un "caos de litigios" con la Junta de Supervisión Fiscal.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares convocó a la Legislatura esta tarde a una sesión extraordinaria para intentar lograr la aprobación de cuatro medidas legislativas, entre ellas la derogación de la Ley 80 contra el Despido Injustificado, horas después de estampar su firma en el presupuesto que aprobó la Asamblea Legislativa por encima de la versión creada por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

El presupuesto firmado esta mañana por el gobernador asciende a $8,709 millones, mientras que la versión del organismo federal asciende a $8,757 millones. Aunque el documento de la JSF es mayor, impone recortes adicionales en ciertas partidas ya que no se derogó el estatuto laboral.

“El entendido con la Junta de Supervisión Fiscal requería la derogación de la Ley 80, para lo cual la Cámara de Representantes actuó, procediendo conforme lo acordado, pero no así el Senado. El sábado concluyó la sesión ordinaria de la legislatura, sin poder cumplir con el acuerdo al que habíamos llegado con la Junta. Lamentablemente, la Junta ha certificado un nuevo Plan Fiscal, con un presupuesto que contiene mayores recortes a lo previsto, afectando que se pueda cumplir con el pago del bono de navidad y poniendo en riesgo otros beneficios para los trabajadores, los pensionados y fondos para servicios esenciales”, expresó Rosselló Nevares.

La derogación del estatuto es parte de un acuerdo entre el Ejecutivo y la JSF para aprobar un presupuesto que no tocaría las partidas asignadas a la Legislatura, con aumentos a la Oficina del Gobernador y la Oficina de la Comisionada Residente, así como sin reducciones al bono de Navidad de los empleados públicos ni a sus licencias de enfermedad y vacaciones.

Luego que la Legislatura no llegara a acuerdo para derogar el estatuto, la JSF presentó su propia versión del presupuesto, el cual no contiene asignaciones para el bono de Navidad de los empleados públicos, entre otros cambios.

En un mensaje televisado, el primer ejecutivo indicó que el proyecto para derogar la Ley 80 que solicitará que se apruebe es la última versión aprobada por la Cámara de Representantes con las enmiendas presentadas por el senador Miguel Romero. Al finalizar la sesión ordinaria el sábadopasado, los cuerpos legislativos no llegaron a acuerdo para avalar la derogación.

La Cámara de Representantes aprobó una medida que derogaría la Ley 80, a la vez que crea un fondo de $100 millones para compensar a los empleados de la empresa privada en casos de despido. Las enmiendas del senador Romero eliminan este fondo de compensación y en vez establece cambios a la Ley 100 Antidiscrimen para establecer una serie de pagos fijos en casos en que se pruebe judicialmente que un patrono despidió a un trabajador por alguna de las causas detalladas en la ley.

Carta enviada al gobernador by El Nuevo Día on Scribd

“El rechazo al acuerdo con la Junta nos coloca en el camino del caos de litigios y controversias congresionales que sólo nos pueden hundir en la recesión y en la pérdida de empleos”, indicó el gobernador.

Además de la derogación de la Ley 80, el mandatario anunció que incluirá en la convocatoria de la sesión extraordinaria el proyecto de reforma contributiva, un proyecto para crear planes de pago municipales y otra medida para aumentar los beneficios económicos por desempleo.

“El momento requiere del liderato legislativo trabajo y compromiso con Puerto Rico. Confío que esta convocatoria para una sesión extraordinaria sirva para revertir el daño que el incumplimiento al acuerdo con la Junta le ocasiona a la economía de la isla, como también a importantes sectores de nuestra sociedad”, concluyó el primer ejecutivo.

Reaccionan los líderes legislativos

De inmediato, tanto el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, como el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, expresaron dudas con la cantidad de trabajo que se pudiera completar en la sesión extraordinaria, ya que hay legisladores fuera del país.

“Aún cuando en este momento tenemos muchos representantes, tanto de la mayoría como de la minoría que han planificado disfrutar con su núcleo familiar durante este mes de julio, estaremos convocando a los compañeros y compañeras para cumplir con nuestro deber constitucional y de tener el quorum necesario, abriremos los trabajos de la sesión extraordinaria”, indicó Méndez en declaraciones escritas. “Ahora, dejamos establecido claramente que analizaremos cada proyecto y no nos dejaremos presionar para la evaluación y aprobación de estos dentro del espacio de tiempo que brinda la convocatoria”, añadió el líder cameral.

Por su parte, Rivera Schatz cuestionó en una entrevista radial (NotiUno) el interés del gobernador de convocar una sesión extraordinaria para discutir medidas cuya aprobación no se logró en la sesión ordinaria.

“No le veo la lógica”, sostuvo el presidente cameral, a la vez que sostuvo que él le notificó por escrito al mandatario que “más de una decena” de senadores no estarán en el país.


💬Ver 0 comentarios