"Lamentablemente, me temo que queda solamente como un acto simbólico", insistió Ricardo Rosselló, quien no aprobó el presupuesto certificado por la Junta de Supervisión Fiscal.

El gobernador Ricardo Rosselló firmó el presupuesto de la Legislatura y no el que certificó la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

El mandatario indicó que las agencias y dependencias del gobierno recibieron hoy el presupuesto del Senado y la Cámara, pero dijo que podría ser un “ejercicio simbólico” en caso de que no se alcance un acuerdo y termine siendo impugnado en los tribunales.

“Ya estampé mi firma en el presupuesto que radicó la Asamblea Legislativa. Para mí es un presupuesto que hubiese sido razonable, si se hubiese actuado a favor del pueblo y se hubieran tomado las medidas que se habían establecido para proteger bono de navidad, días de vacaciones, entre otras”, sostuvo Rosselló, al final de una conferencia de prensa en el Distrito de Convenciones de San Juan.

“Lamentablemente, me temo que queda como un acto simbólico por no haber actuado ante la intransigencia”, agregó. “Invito a que busquemos otras alternativas para que el pueblo de Puerto Rico no cargue con ese peso, porque, después de todo, los que tomaron las decisiones de evitar que ello ocurriera, a ellos les recaerá el peso de estas acciones”.

El funcionario parecía hacer alusión a la controversia que se desarrolló al final del proceso de aprobación del presupuesto en el Capitolio, donde el Senado no aprobó la derogación de la Ley 80 contra el despido injustificado como quería a Junta de Supervisión Fiscal.

El gobernador dejó entrever que esta tarde anunciará la convocatoria a una sesión extraordinaria de la Legislatura incluyendo el tema de la derogación de la Ley 80.

Con esa convocatoria trataría de ganar tiempo para lograr un acuerdo entre la Legislatura, Ejecutivo y la JSF, para evitar que el organismo creado por la Ley romesaacuda a los tribunales a tratar de imponer su presupuesto utilizando las disposiciones de ese estatuto federal.

Ricardo Rosselló habla sobre el presupuesto aprobado por la Junta

Ricardo Rossello contesta preguntas sobre el presupuesto aprobado por la Junta.

Posted by El Nuevo Día on Monday, July 2, 2018

Es un asunto que termina en simbolismo porque si algo queda claro en términos de la ley promesa es el poder que tiene esa entidad sobre este particular del presupuesto”, dijo Rosselló.

“No obstante, como gobernador voy a buscar todas las avenidas para proteger a nuestro pueblo, pero lo que hago es que tomemos acciones en beneficio del pueblo de Puerto Rico y no lo pongamos en un segundo plano para algunas peleas que no van a tener resultado”, añadió.

En caso de que fuera necesario, Rosselló dijo que están preparándose por si tuvieran que ir a defenderse en los tribunales.

Dijo que al Promesa ser una ley nueva, es un terreno judicial inexplorado y tienen “la lectura” de que hay asuntos de política pública que recaen en manos del gobierno electo.

Sin embargo, considera que esa vía de litigios en los tribunales pudiera ser extensa y al final perjudicial para los ciudadanos, por lo que apuesta a lograr un consenso.

“Voy a usar todos los instrumentos que tenga en mi arsenal para defender al pueblo de Puerto Rico. Prefiero que el primero ante ello sea la razonabilidad, la prudencia y que podamos llegar a acuerdos para irnos en una vía de reconstrucción y desarrollo, sí de mucho trabajo, sí de mucha disciplina, sí de sacrificio, pero al otro lado está la alternativa de irnos en una vía de litigios, de conflictos que a quien hace daño es al pueblo”, expuso el funcionario.

“Lo firmo entendiendo que ese es el presupuesto que tiene mi apoyo, pero viendo de cara hacia el futuro que si no llegamos a un acuerdo, habrá una serie de conflictos que pondrán en entredicho ese presupuesto y habrá otras consideraciones adicionales”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios