(semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (Luis Alcalá del Olmo)

El gobernador Ricardo RossellóNevares se mostró insatisfecho con la evolución de la reforma contributiva en la Cámara de Representantes donde se espera que se apruebe una versión de la medida que no podrá ser avalada por su impacto fiscal, según advirtió recientemente el Departamento de Hacienda. 

Rosselló Nevares instó a los representantes a un diálogo para que las disposiciones que no tienen controversias puedan ser aprobadas en lo que se concretan acuerdos para las áreas en controversia, como la eliminación del llamado impuesto sobre los inventarios. 

¨Esto no es una medida que se sometió ayer. Llevamos más de cuatro meses hablando de estas iniciativas... Si pasan un proyecto que no es ´revenue neutral´ (que no aumenta o disminuye los recaudos), es un proyecto que está sujeto a no ser validado y el que sale perdiendo es la gente de Puerto Rico¨, dijo el ejecutivo en una conferencia de prensa en La Fortaleza.

Con sus expresiones, Rosselló Nevares reiteraba las advertencias hechas por la secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes, quien dijo en una entrevista con El Nuevo Día que la versión de la reforma contributiva que maneja la Cámara de Representantes no lograría el aval de la Junta de Supervisión Fiscal.  

¨Por qué vamos a sacar de la consideración el bono al trabajo que se paga por sí solo. Por qué en el momento que estamos reconstruyendo a Puerto Rico y tenemos el impuesto del B2B (Impuesto sobre las Ventas y Uso -IVU- entre negocios), que impacta tanto, por qué no podemos reducir el B2B. Nosotros hemos hablando de esto a la saciedad¨, cuestionó el gobernador.

Hoy, el presidente de la Comisión de Hacienda, Antonio ¨Tony¨ Soto reiteró su intención de llevar ante el pleno de la Cámara de Representantes la reforma contributiva antes que termine este mes de octubre. 


💬Ver 0 comentarios