El gobernador Ricardo Rosselló rechazó este lunes que haya negociado con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) la derogación de la Ley de Despido Injustificado (horizontal-x3)
El primer ejecutivo rechazó igualmente que, como parte del acuerdo con la JSF para eliminar la Ley 80, haya negociado un alza en presupuesto para el organismo a cargo de las finanzas de la isla. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló rechazó este lunes que haya negociado con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) la derogación de la Ley de Despido Injustificado (Ley 80-1976) a cambio de un aumento para su oficina.

“El mal llamado aumento a Fortaleza son iniciativas programáticas que estaban bajo la custodia de OGP (Oficina de Gerencia y Presupuesto) el año pasado. Eso de que es para tener presupuesto adicional para Fortaleza, es falso. Es para unas iniciativas que se van a estar llevando a cabo”, dijo Rosselló al terminar la ceremonia de recordación  a los veteranos en el Cementerio Nacional en Bayamón.

El primer ejecutivo rechazó igualmente que, como parte del acuerdo con la JSF para eliminar la Ley 80, haya negociado un alza en presupuesto para el organismo a cargo de las finanzas de la isla.

Yo no discutí nada del presupuesto de la JSF. El aumento que ellos se adjudicaban, eso no está contemplado dentro de nuestro presupuesto”, dijo el gobernador en referencia a los $5 millones que aumentaría el presupuesto de la JSF a partir del 1 de julio.  

Sin embargo, Rosselló recordó que la JSF –a tono con los poderes que le confiere la ley federal Promesa- puede alterar -a esos efectos- el presupuesto para el próximo año fiscal.

La directora de la JSF, Natalie Jaresko, fue quien dijo en entrevista que Rosselló había negociado el alza en presupuesto para la Oficina del Gobernador a cambio de la derogación de la Ley 80. El presupuesto de dicha oficina sería 182% más que el presupuesto vigente.

Rosselló no dijo cuándo enviará a la Legislatura la medida que busca derogar la Ley 80. Sin embargo, horas después La Fortaleza anunció que había enviado la medida a la Asamblea Legislativa.

Según acordado por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares con la Junta de Supervisión Fiscal, hoy presentamos ante la Asamblea Legislativa una medida de Administración para derogar la Ley 80 y así dar paso al acuerdo logrado y que saca de la discusión la eliminación del Bono de Navidad y la reducción de días de enfermedad y vacaciones de nuestros trabajadores”, dijo Ramón Rosario Cortés, secretario de Asuntos Públicos de la Fortaleza.

Rosselló sí dejó claro que enviará hoy el proyecto para dar paso al nuevo Código de Incentivos, lo que hizo después de que concluyó su conferencia de prensa. De paso, sostuvo que el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, sabía que hoy recibiría la medida. El presidente senatorial advirtió ayer que ambas medidas debían estar hoy ante la consideración de dicho cuerpo legislativo para que la Asamblea pueda descargar sus funciones de manera responsable. Aun así, no aseguró que ambos proyectos puedan ser atendidos durante esta sesión.

“Me sorprende. El presidente del Senado sabía porque hablé con él la semana pasada y he hablado con él en varias ocasiones que nosotros íbamos a someter ese proyecto hoy. Él lo sabe sí, él lo sabe. Él lo sabía antes de sus expresiones. No sé qué motivan esas expresiones, pero él lo sabe. Se le había indicado en varias ocasiones. Él lo sabía. Él lo sabe”, sentenció Rosselló en tono fuerte.

Dijo que al igual que la Legislatura espera recibir hoy los documentos que evidencien los beneficios que representará para la economía de Puerto Rico la eliminación de la Ley 80, que protege a los empleados de despidos injustificados. Al momento, no los había recibido.

Pero de inmediato respaldó y apuntó a los beneficios que tendría el acuerdo negociado con la JSF. Dijo que la JSF le dijo que eliminar la Ley 80 traería .3% de crecimiento anual a la economía.

“Serían como $300 millones al año. Reitero mi posición: este acuerdo es mejor para Puerto Rico. Podemos tener la discusión para eso, pero en el agregado, en el colectivo -para mí- por mucho sustancialmente es mejor tener este acuerdo que no tenerlo”, aseveró.

Preguntado sobre si el acuerdo garantiza que por cinco años no se tocará el bono de Navidad y las licencias por enfermedad y vacaciones de los empleados del sector privado, Rosselló contestó en la afirmativa.  

“Sí, lo garantiza y nosotros vamos a ejecutar nuestro poder de política pública para así trabajarlo, pero fue parte del acuerdo. Esto no se va a tocar”, dijo.

Respondió con “esa es la apreciación de ella” cuando se le cuestionó por las expresiones de Jaresko, quien dijo que aunque el plan fiscal es a cinco años, debe ser revisado anualmente.

“Yo no negocie con ella (Jaresko). Yo los negocié con los miembros de la JSF. Ella trabaja para ellos”, agregó Rosselló.


💬Ver 0 comentarios