Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La representante novoprogresista Elizabeth Casado afirmo hoy que tendrá que quitarse "definitivamente" el sombrero de política, de ser confirmada como fiscal, puesto al que fue designada por el gobernador Luis Fortuño.

Las declaraciones de la saliente legisladora se produjeron en una vista pública de la Comisión de Seguridad Pública y Asuntos de la Judicatura que preside Roger Iglesias, el único legislador presente en la audiencia.

Casado defendió que políticos se integren a la Judicatura o al Departamento de Justicia.

A los 30 minutos de la audiencia, Iglesias dijo que no tenía más preguntas para Casado, al lamentar la ausencia de otros senadores en la audiencia.

A su salida, la representante rehusó responder a preguntas de los periodistas sobre su situación contributiva ni de otros temas. Mientras, Iglesias llamó a testificar a la senadora Liza Fernández, quien fue nominada a un cargo de jueza superior.


💬Ver 0 comentarios