Charlie Rodríguez ha insistido en que las normas del Partido Demócrata solo exigen un cuórum de 35% para realizar la elección. (GFR Media) (horizontal-x3)
Charlie Rodríguez ha insistido en que las normas del Partido Demócrata solo exigen un cuórum de 35% para realizar la elección. (GFR Media)

Washington - Cuando se enfrente este viernes a las impugnaciones sobre la elección del exsenador Charlie Rodríguez y su grupo estadista a la dirección de los demócratas de Puerto Rico, el Partido Demócrata de EE.UU. (DNC) deberá determinar si la convocatoria y el cuórum cumplieron con las normas locales.

Además, tendrá que pasar juicio sobre las recientes revelaciones respecto a que uno de los miembros del comité que examinó en la isla las querellas sobre la elección de febrero de 2017 le envió a Rodríguez borradores de la opinión que se emitió a su favor.

Bajo discusión, también debe estar que uno de los miembros del Comité de Credenciales del DNC que evaluará el viernes las querellas, Manuel Ortiz -cabildero del gobernador Ricardo Rosselló Nevares-, intercambió en febrero mensajes con Rodríguez, del Partido Nuevo Progresista (PNP), en torno a cómo derrotar las impugnaciones.

El Comité de Credenciales del DNC ha anunciado que considerará en su reunión del viernes, en Chicago (Illinois), las impugnaciones presentadas por demócratas del Partido Popular Democrático (PPD) y del movimiento Our Revolution, inspirado por Bernie Sanders, en contra de la elección de Rodríguez como presidente de los demócratas de la isla; de Johanne Vélez como vicepresidenta; la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez, como delegada permanente, y de Luis Dávila Pernas, como delegado permanente.

El grupo resultó electo en una reunión el 7 de febrero de 2017, en la oficina de Rodríguez, a la que asistieron, según el comité examinador, 17 de los 38 miembros activos del Comité Central del Partido Demócrata de EE.UU. en Puerto Rico.

Todos los asistentes eran demócratas asociados al PNP. La convocatoria fue hecha una semana antes, en un anuncio en El Nuevo Día del tamaño de una tarjeta de presentación.

Las querellas sostienen, entre otras cosas, que el reglamento exige que la reunión fuera convocada con cinco semanas de anticipación, que el cuórum requerido para llenar vacantes del comité central era la mitad más uno de los miembros del organismo y que el mismo comité examinador ha reconocido que el fin del proceso era colocar en la dirección local a personas simpatizantes Rosselló Nevares.

Rodríguez ha insistido en que las normas del Partido Demócrata de EE.UU. en la isla le permitían convocar la reunión a través de un anuncio en un diario, y que para celebrar una reunión, el cuórum se constituía con 35% de los miembros del comité central.

Después de un proceso de audiencias dirigido por Anthony Maceira, ahora director dela Autoridad de Puertos, un comité examinador formado por el exsecretario de la Gobernación Álvaro Cifuentes, el ex juez de apelaciones Carlos Rodríguez Muñiz y el abogado Raymond Rivera Esteves dio en febrero pasado la razón a Rodríguez.

El comité consideró, entre otras cosas, que era razonable una sola semana de convocatoria ante el interés del grupo de demócratas del PNP de ser acreditado para la elección del 25 de febrero de 2017 en que Tom Pérez, ex secretario del Trabajo de EE.UU., fue electo presidente del DNC. 

Los cuatro miembros del comité ejecutivo local elegidos el 7 de febrero de 2017 votaron a favor de Pérez, quien luego se proclamó partidario de que Puerto Rico se convierta en el estado 51 de EE.UU..

Correos electrónicos divulgados a principios de mes por El Nuevo Día, sin embargo, revelaron que uno de los jueces que evaluó la querella, el ex secretario de la Gobernación Cifuentes, envió borradores de opinión a Rodríguez. También compartió con Rodríguez y el examinador Maceira, un memorando con recomendaciones del veterano miembro del DNC Harold Ickes.

Rodríguez dice que nunca recibió los borradores de opinión, mientras Maceira no recuerda haber visto el memorando de Ickes.

Tanto el grupo del PPD, encabezado por el senador Eduardo Bhatia, como el de Sanders, representado por las activistas Damaris Delgado Vega y Maruxa Cárdenas Surillo, han pedido una nueva elección. De lo contrario, el abogado del grupo de Sanders, Michael McCall, considera que el proceso de revisión del caso debe comenzar de nuevo, con nuevas audiencias y un examinador de fuera de la Isla desvinculado de los partidos PNP y PPD.

El exsenador Rodríguez – quien tendrá en la audiencia como abogado a David Indiano-, ha insistido en que ha cumplido con el reglamento aprobado bajo la dirección de Roberto Prats, vinculado al PPD. Mientras, su abogado Indiano, pese a la existencia de los correos electrónicos, ha preferido describir como “teorías de conspiración” las nuevas revelaciones sobre el intercambio de mensajes.

“No puedo ganarle a un juez que intercambia sentencia con una de las partes. Esto llega a hora a otro nivel en el que debería haber un nivel de imparcialidad que no tuvimos en los niveles bajos”, dijo este fin de semana José Alfredo Hernández Mayoral, abogado del grupo del PPD, y quien comparecerá a la reunión del viernes junto al senador Bhatia.

El abogado McCall, por su lado, indicó en la apelación ante el Comité de Credenciales que “si la elección del 7 de febrero (de  2017) no es anulada, entonces el debido proceso requiere el nombramiento de un nuevo examinador de fuera de Puerto Rico – sin lazos con los partidos políticos locales- para conducir nuevas audiencias y que a ese examinador se le otorgue el poder para reclamar documentos y evidencia testimonial so pena de desacato sobre las comunicaciones ex parte antiéticas que han afectado la justeza de los procedimientos que se señalan… y que cuestionan la aptitud de Rodríguez para dirigir la organización del Partido Demócrata local”.

El Comité de Credenciales puede dedicarle cerca de dos horas a esta controversia en su reunión del viernes.

Después de escuchar a las partes durante 45 minutos, los miembros del Comité de Credenciales – que es copresidido por la senadora estatal de Luisiana Karen Carter Peterson y el presidente de los demócratas de Nueva Jersey, John Currie-, debatirán entre ellos el caso antes de considerar una resolución.

De todos modos, la resolución que se logre aprobar en el Comité de Credenciales tendrá que ser ratificada al día siguiente, el sábado, en el pleno del DNC, que tiene de jueves a sábado su reunión de verano en el Hyatt Regency de Chicago.


💬Ver 0 comentarios