Héctor Ferrer presentará su propuesta ante la Asamblea General del PPD, y si es aprobada en ese foro, sería presentada en un proyecto de ley por la minoría popular en la Legislatura. (semisquare-x3)
Héctor Ferrer presentará su propuesta ante la Asamblea General del PPD, y si es aprobada en ese foro, sería presentada en un proyecto de ley por la minoría popular en la Legislatura. (Teresa Canino)

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, propuso ayer enmendar la Constitución para fijar la jornada de trabajo de 40 horas en cuatro días, disponer la doble compensación para las horas extras y establecer que el periodo para tomar alimentos será irrenunciable cuando se trabajen 10 horas.

Acompañado por el presidente de la organización Servidores Públicos Populares, Juan Vega, Ferrer explicó que presentará su propuesta ante la Asamblea General de su partido, que se reúne en diciembre.

De ser aprobada, la propuesta enmienda a la Constitución sería presentada en un proyecto de ley por la minoría popular. Si no obtiene el aval de la Legislatura, sería incluida en el programa de gobierno del PPD para el 2020.

Sin embargo, la idea del líder popular generó reservas y preocupaciones entre expertos en el tema.

“Al poner este tipo de cosas en la Constitución, se está alentando, incentivando ese tipo de horario, que se utiliza en algunas profesiones, como la enfermería, la industria hotelera, en algunas áreas, inclusive del gobierno federal, de forma voluntaria. Pero al ponerlo en la Constitución, se está alentando a esa conducta”, señaló el exsecretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, Frank Zorrilla.

“Se obligaría a unas personas a tener ese horario cuando realmente no es lo más beneficioso”, advirtió el abogado laboral.

El factor compulsorio versus voluntario también preocupó ayer al abogado laboral Rolando Emmanuelli. “Es que la Constitución no está para aplicar caso a caso. ¿Por qué a ti y a mí no? El issue que inmediatamente salta a la vista es la voluntariedad”, subrayó.

“El patrono se podría ver con la facultad de obligar a sus empleados, algo que no sería para su beneficio sino en contra de su salud mental y física, así que el asunto de la voluntariedad es vital para pensar si eso es conveniente para Puerto Rico”, continuó.

Por su parte, a la sicóloga industrial Yvonne Moreno Velázquez no solo le preocupa si al inscribir ese cambio en la Constitución hay espacio para que sea una opción para el empleado, sino que también cree que se debe estudiar el impacto en la salud y el entorno familiar del trabajador.

“El cansancio físico y emocional puede ser demasiado intenso. Me preocupa también el aspecto de la familia, la relación familiar que se puede afectar considerando el núcleo familiar”, apuntó.

Detalles de la propuesta

En síntesis, la iniciativa que presentó Ferrer, en conferencia de prensa, incluye una consulta -el 3 de noviembre de 2020- sobre la enmienda a la Constitución. El líder de la Pava no descartó presentar otras enmiendas a la ley máxima, que no adelantó.

Zorrilla dijo, además, que este tipo de idea debe proponerse cuando hay consenso político. De lo contrario, “es fútil”. “Mira lo que pasó con la unicameralidad, el pueblo votó a favor de eso, y mire a ver si se aprobó”, acotó.

La Constitución establece hoy que “una jornada ordinaria” de trabajo “no exceda de ocho horas”. Dispone que la compensación extraordinaria -o las horas extras- nunca será menor de tiempo y medio.

La propuesta del PPD ubicaría esa compensación en tiempo doble. Igualmente, dispondría que, “en toda jornada que exceda de cinco horas, se establecerá un periodo de una hora para tomar alimentos que será irrenunciable cuando la jornada de trabajo sea de 10 horas”.

“Esta propuesta aumenta la producción, la eficiencia, le permite al trabajador tener un día adicional, ya sea para compartir más con la familia o para tener otro empleo y aumentar sus ingresos, como hoy día hacen muchas personas en el país”, destacó Ferrer.

Sobre la preocupación de que la enmienda pueda ser obligatoria, Ferrer dijo que su idea contiene previsiones. “No todos los patronos te van a trabajar a 10 horas. Sé la preocupación, pero tiene un corte. No pueden trabajar más de 40 horas semanales, o sea, que eso te lleva a cuatro días”, recalcó.

Pero los entrevistados enfatizaron que trabajar cuatro días por unas 10 horas puede ser conveniente para un trabajador, pero no para otro.

Entretanto, el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza y el titular del Trabajo, Ramón Rosario Cortés y Carlos Saavedra, respectivamente, dijeron en un comunicado que la propuesta de Ferrer es lo que se conoce como flexitime, y ya fue legislada como parte de la reforma laboral de esta administración.

Pero tanto Emmanuelli como Zorrilla sostuvieron que las enmiendas laborales recientes redundaron en pérdida de empleos, precariedad para el trabajador y cero despunte de la economía.


💬Ver 0 comentarios