Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

¿Una empleada de la Compañía de Turismo sufrió represalias tras denunciar el alegado hostigamiento del exdirector de la agencia, José Izquierdo? El gobernador no contestó.

San Juan - El Partido Popular Democrático (PPD) denunció el miércoles que el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, debe ser referido al Departamento de Justicia (DJ) y a la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) por las imputaciones de acoso sexual contra el extitular de Turismo, José Izquierdo III.

La denuncia fue hecha por la subscretaria y la comisionada alterna del PPD ante la Comisión Estatal de Elecciones, Ingrid Colberg y Karla Angleró, luego de que la exprocuradora de las Mujeres, Carmen Lebrón, refiriera al DJ y a la OEG el caso de acoso contra el exfuncionario contra tres exexmpleadas de Turismo.

"El informe de la Procuraduría de la Mujer sobre el hostigamiento sexual ocurrido en Turismo, y que fue referido a Justicia y Ética, debe incluir a Rosselló", dijeron en un comunicado de prensa.

Igualmente, Lebrón refirió al DJ y a la OEG al principal asesor del gobernador, Alfonso Orona; al asesor económico del gobernador y su representante ante la Junta de Supervisión Fiscal, Christian Sobrino, y al director de Recursos Humanos de Turismo, Giovanni Narváez.

De acuerdo con la pesquisa, Orona y Sobrino fueron informados de la situación previo a la confirmación de Izquierdo como titular de Turismo en diciembre pasado.

Sobrino, por su parte, sí le recomendó a Rosselló que retirara el nombramiento de Izquierdo III previo a su confirmación, pero el gobernador negó la petición.

"Las declaraciones de Sobrino son muy serias y apuntan directamente al gobernador. Es inaceptable que el primer mandatario tuviera conocimiento de una conducta inmoral, ilegal y anti-ética por parte de uno de sus funcionarios, y no haya tomado acción", dijeron Colberg y Angleró.

"Al contrario, se tomó represalias contra todo aquel que actuó y denunció este patrón de hostigamiento en la Compañía de Turismo. Sin duda, Sobrino, Orona y Narváez se convirtieron en cómplices de un funcionario que atentó contra la dignidad de otra persona en su ambiente de trabajo", enfatizaron.

A su vez, ambas miembros del PPD que el "no hacer valer la política pública en contra del hostigamiento sexual", lo describieron como "encubrir, validar y atentar por indiferencia contra la dignidad de las víctimas de estos actos".

"Y para empeorar la situación, ahora vemos porque el gobernador fue demasiado débil y permisivo con esta conducta que se trajo ante su consideración, prefirió proteger a su amigo Izquierdo, en lugar de hacerle justicia a las empleadas afectadas", precisaron. 


💬Ver 0 comentarios