Rafael 'Tatito' Hernández, el portavoz del PPD en la Cámara. (GFR Media) (semisquare-x3)
Rafael 'Tatito' Hernández, el portavoz del PPD en la Cámara. (GFR Media)

La delegación cameral del Partido Popular Democrático (PPD) radicó una resolución para investigar el almacenamiento, manejo y distribución de los contenedores de suministros relacionados a la emergencia provocada por el huracán María.

“Emplazamos y le solicitamos a la Asamblea Legislativa del Partido Nuevo Progresista (PNP), al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, para que le dé eco en el cuerpo hermano, a que comience un proceso de investigación y verdaderamente pongan la acción donde han puesto su palabra…y que fiscalicen al Ejecutivo”, indicó el portavoz del PPD en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández.

Específicamente la medida busca investigar la aparición, el pasado 10 de agosto, de unos nueve vagones repletos de suministros en los predios del centro de operaciones de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), en Hato Rey, que, posteriormente, tras ser removidos del predio, parte de ellos fueron hallados en Toa Alta y otros municipios.

Según la resolución de la Cámara 1064, la investigación sería conducida por la Comisión Especial para la reconstrucción y reorganización de Puerto Rico, presidida por el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez. La investigación no sería extensiva a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que ha reconocido desconocer el paradero de unos vagones.

La petición de investigación se da luego que el ayudante general de la Guardia Nacional (GNPR), Isabelo Rivera, explicara que las donaciones manejadas por dicho cuerpo fueron distribuidas en su gran mayoría, pero que “una pequeña parte de la mercancía" tuvo problemas particulares para su repartición, como fue el caso de los alimentos que supuestamente llegaron expirados al centro de acopio.

Tras las declaraciones de Rivera, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, cerró el asunto. “Son funcionarios y entidades del gobierno de Puerto Rico los que están manejando estos recursos que habían llegado a Puerto Rico para el impacto de Irma y María”, puntualizó Hernández.

El representante de la Pava, Jesús Manuel Ortiz, destacó las necesidades que existieron tras la emergencia y que pudieron haber quedado descubiertas tras el mal manejo que ha quedado al descubierto sobre los suministros. Cuestionó, además, a quién intenta proteger el Gobierno a través de su negatividad en investigar el asunto, dijo.

“A quién intenta proteger el gobernador  y todo el andamiaje de Gobierno cuando no adelantan una investigación sobre el hallazgo de medicamentos, de alimentos, de productos de primera necesidad…esto demuestra que el bienestar del gobierno o de sus allegados es primero que el de la gente”, puntualizó Ortiz al decir que esa es la respuesta que tiene que buscar la Cámara a través de una investigación.

“Estos vagones con suministros llegaron a Puerto Rico entre el 30 de septiembre y el 10 de marzo. Esto significa que algunos de estos vagones llegaron diez días después del huracán y casi un año después aparecen en condiciones sumamente sospechosas”, agregó el representante.

Por su parte, el representante popular Ángel Matos indicó que el costo más grande de este “escándalo” es la pérdida de confianza por parte de las agencias federales, la diáspora y las organizaciones privadas y del tercer sector que aportaron suministros para ayudar a los damnificados.

“Si no hay una rendición de cuentas claras en la próxima catástrofe nos pasan la factura”, advirtió Matos al destacar que la resolución debe ser aprobada de forma unánime.


💬Ver 0 comentarios