"Voy a recomendar al presidente que esperemos a enero, quiero ver cómo llegó el proyecto", dijo Víctor Parés. (GFR Media)

El representante novoprogresista Víctor Parés Otero anticipó esta mañana que la evaluación del proyecto que establece el marco regulatorio y la política pública energética en el país será atendido en la sesión legislativa de la Cámara de Representantes que comienza en enero.

La medida fue aprobada anoche en el Senado.

La ley 120-2018 autoriza al gobierno a iniciar el proceso de privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica, pero dispone que hará falta un marco regulatorio y una política pública energética a ser legislado dentro de un periodo de 180 días que vencen a mediados de noviembre.

De no aprobarse el proyecto de marco regulatorio mañana en la Cámara, cualquier transacción de activos de la AEE sería regida por la Ley de Alivio Energético y la Ley de las Alianzas Público Privadas, advirtió anoche a El Nuevo Día el senador novoprogreista Larry Seilhamer.

Seilhamer dijo que iniciar el proceso de concesión y venta de activos no sería "saludable" bajo una ley que no sea la aprobada anoche en el Senado porque la medida establece claramente las reglas de juego para todos los interesados.

Sin embargo, esta mañana Parés Otero reconoció que el texto de la medida no cruzaría a la Cámara hasta mañana, lo que no le da tiempo para analizar el proyecto "responsablemente".

"Voy a recomendar al presidente que esperemos a enero, quiero ver cómo llegó el proyecto. Me han llegado enmiendas de diferentes sectores así que mi inclinación es que se vea en enero", dijo Parés Otero a El Nuevo Día.

El legislador de primer término supervisaría el proceso de evaluación del proyecto en la Cámara como presidente de la Comisión de Desarrollo Económico Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas y Energía.

Según Parés Otero, el proceso de privatización de la AEE no se detendría de no aprobarse en esta sesión el proyecto de Seilhamer. De hecho, el gobierno ya está recibiendo propuestas del sector privado.

Sin embargo, el proyecto aprobado ayer en el Senado establece un lenguaje específico sobre el reconocimiento de la UTIER y su convenio ante cualquier ente privado. Mientras no se apruebe el proyecto de Seilhamer, el P. de la S. 1121, esa disposición se mantendría en el aire.

"Mi posición es que hay que actuar responsablemente. No puedo aprobar un proyecto que llegue mañana", insistió Parés Otero. 

Según el representante, seguiría evaluando la medida entre noviembre y diciembre con la intención de aprobarlo a principios de enero. 


💬Ver 0 comentarios