(semisquare-x3)
El senador Eduardo Bhatia. (GFR Media)

El Senado aprobó esta madrugada el proyecto de la reforma contributiva luego de una discusión y tras introducir y dar paso a sobre 100 enmiendas, las que fueron discutidas ya con la Cámara de Representantes y La Fortaleza, por lo que no se anticipa que la cámara baja objete esos cambios.

“La información que yo tengo es que esto se acordó entre La Fortaleza, el Senado y la Cámara”, dijo El Nuevo Día el portavoz de la mayoría en el Senado, Carmelo Ríos.

Si, en efecto, la Cámara acepta los cambios repartidos en 18 páginas a los senadores, el cuerpo legislativo anunciaría su decisión en la sesión legislativa del lunes.

La votación final fue de 19 votos a favor y 10 en contra.

El Senado recesa hasta el martes a la 1:00 p.m.

A las 12:00 a.m. el debate continuaba luego de que senadora Migdalia Padilla hiciera la presentación del proyecto en el hemiciclo del Senado, luego de concluido un receso de más de cinco horas en que asesores del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, de la Comisión de Hacienda y del presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez, discutían los cambios.

Padilla dijo que la aprobación de la reforma contributiva “va mucho más allá de lo que es mirar si la maquina deja o no deja chavos. Queremos que se garantice que los municipios y los policías reciban estos recaudos”, dijo.

“Esta reforma contributiva incentivará la economía al atraer una mayor inversión fiscalmente”, opinó la senadora.

Temprano ayer, Rivera Schatz adelantó en las redes sociales que se introducirían cambios que, según dijo, no afectarían el objetivo de “mantener ese balance fiscal, conceder los alivios contributivos, así como asegurarnos de hacer justicia a nuestra Policía y los gobiernos municipales”.

Según datos a los que tuvo acceso el senador popular Cirilo Tirado, para que se alcancen los $45 millones anuales que necesita el fideicomiso de retiro de policías, supuestamente se tendrían que jugar en el país $1,700 millones anuales en las máquinas de juegos.

Tirado dijo que, de cada dólar jugado, 83 centavos serán dirigidos a las ganancias de los jugadores, lo que dejará 17 centavos de cada dólar en manos del Estado.  De esa cantidad, el 35% lo retendrá el Gobierno y repartirá el 65% entre los mayoristas de máquinas y los dueños de los negocios donde se ubiquen.

El monto que represente el 35% se va a repartir entre el fideicomiso del retiro de los Policías, los municipios y el Fondo General.

“¿Cuánto realmente van a dejar para alcanzar la cifra que se ha estado hablando de cerca de $45 millones (para los policías)? Habría que jugar $1,700 millones para alcanzar ese número”, sostuvo Tirado.

La cifra meta de $45 millones ha sido mencionada por Rivera Schatz.

Entre los cambios introducidos, el Senado decidió restituir las tasas originales de contribuciones que tienen que pagar inversionistas acogidos a los decretos de las leyes 20 y 22, luego de que la Cámara las aumentara. También se mantuvo en 4% la tasa preferencial que disfrutan los médicos, cuando ese porcentaje fue aumentado a 10% por la Cámara.

“Nosotros vinimos a bajar contribuciones, no a subirlas”, dijo Ríos a El Nuevo Día.

Al expresarse sobre la medida, el portavoz popular en la Comisión de Hacienda, José Nadal Power, criticó que la pieza legislativa fuera aprobada “a la carrera”.

“Lamentablemente las vistas públicas fueron sobre un proyecto de ley muy distinto. La Cámara hizo innumerables enmiendas al mismo y las reacciones en las vistas fue sobre una medida muy distinta”, dijo el senador popular quien recodó que la secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes, dijo el miércoles que lo que se discutía en la Legislatura “no era una reforma contributiva”.

“Tiene aspectos positivos, se hace un intento de hacerle justicia a la Policía de Puerto Rico, pero hubiésemos querido que se atendiera en una medida a parte. Mezclar el retiro de los policías, la videolotería y la reforma contributiva no es lo más adecuado”, afirmó Nadal Power.

El Senado eliminó disposiciones incluidas por la Cámara para que una nueva serie de reglamentos que tendría que confeccionar el Departamento de Hacienda, tuvieran que ser aprobados finalmente por la Legislatura. La Asamblea Legislativa sí tendrá la facultad de revisar el reglamento confeccionado por la Compañía de Turismo para regular las máquinas de juegos de azar.

El fondo que nutrirá los ingresos generados por estas máquinas se dividirá en $37.5 millones para el Fondo General y del resto del dinero: 50% para el fideicomiso del retiro de Policías, 45% para los municipios y 5% para un fondo de la Compañía de Turismo para fiscalizar las operaciones de las máquinas. Con los cambios se le aumenta 5% a los policías al comparar con el proyecto cameral.

Turismo tendrá 120 días para preparar el reglamento de las tragamonedas y no seis meses como dispuso la Cámara.

El Senado aumentó de $1,500 a $3,000 el costo de las licencias de máquinas de entretenimiento para adultos, pero rebajó el costo de las máquinas de juegos de azar. La Cámara fijó el costo en $1,500 dirigidos al Departamento de Hacienda y $300 a la Compañía de Turismo, pero con los cambios de anoche, del pago de $1,500, Hacienda va a redirigir $300 a Turismo.

Mientras, el costo de las licencias de individuos que quieran colocar estas máquinas en sus negocios bajará de $300 a $0. El Senado estableció que el tope de 25,000 máquinas estará vigente por dos años y no uno, como dispuso la Cámara. Luego se abre la puerta a $10,000 cada año por los próximos dos años.

Otro cambio aleja la distancia mínima de estas máquinas de un hotel con casino de 200 metros, como dispuso la Cámara, a 1,000 metros.

“Esto siempre ha existido”, dijo Padilla al referirse a la propagación por todo Puerto Rico de las máquinas de juegos de azar. “Tenemos que ver que (las ganancias de los premios) no se queden en esos lugares y tengan que pagarle a Hacienda”.

Más temprano en el día, miembros de la minoría popular en la Cámara de Representantes dijeron que el efecto sobre el contribuyente de la reforma contributiva será "mínimo o ninguno"

En una conferencia de prensa junto a otros compañeros de delegación, el portavoz popular Rafael “Tatito” Hernández planteó que con los cambios introducidos en la Cámara al proyecto del ejecutivo se mantienen intactas las tasas contributivas para individuos y denunció que no se beneficiarán los que trabajan por cuenta propia de un descuento de 5% aplicado a la responsabilidad contributiva de la mayoría de los contribuyentes.


💬Ver 0 comentarios