El presidente del Senado insiste en que hay una alternativa razonable para no derogar la Ley 80

El Senado de Puerto Rico rechazó hoy nuevamente, con cuatro votos a favor y 18 en contra, derogar la Ley Contra el DespidoInjustificado (Ley 80-1976) luego que el Ejecutivo intentara una vez más eliminar el estatuto que ha resultado ser la ficha de tranque para alcanzar los acuerdos entre el gobernador Ricardo Rosselló y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Los votos a favor de la medida fueron Margarita Nolasco, Itzamar Peña, Nelson Cruz y Miguel Romero

En el Senado no hacemos actos simbólicos, en el Senado actuamos conforme a nuestra conciencia, conforme a la información que recibimos y cada Senador y cada Senadora puede votar como lo estime correcto”, señaló el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz,

El líder legislativo fue el único que tomó un turno para argumentar sobre la medida. Mientras, el senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) dejó para récord su rechazo a la eliminación del estatuto.

La medida de administración crearía el “Fondo de Compensación por Despido Injustificado y Reintegro al Ámbito Laboral” y enmienda la Ley 100 de 30 de junio de  a los fines de establecer una compensación adicional para aquellos empleados que hayan sido objetos de los discrimenes prohibidos en dicha ley.

“No es una lucha de poder, no es una lucha política, es un dilema del deber, dilema que yo no tengo. Nuestro deber es trabajar por Puerto, crear un justo balance”, dijo Rivera Schatz.

Al Gobernador le dijo que “entienda que la eliminación de la ley 80 es mala para Puerto Rico”.

El Senado contó hoy con los 15 legisladores necesarios para abrir los trabajos de la sesión extraordinaria convocada ayer por el gobernador Ricardo Rosselló en un último intento para cumplir con el acuerdo alcanzado con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en vías a enmendar el presupuesto certificado por el ente federal.

“La Junta viene amenazando a Puerto Rico hace tiempo con recortar el bono, las vacaciones, el plan médico. Pregúntense para quién ustedes trabajan. ¿Para qué están aquí?, les dijo a los senadores en su discurso.

Si no prevaleciéramos en la corte, cada uno de los que defendió a Puerto Rico puede mirar a los ojos y decir luché hasta el final. Pero para los que se venden por un plato de lentejas, esos, les advierto que la Junta será insaciable. Hoy es la Ley 80 y mañana es otra cosa”, añadió.

Según un recorrido realizado por El Nuevo Día en el Capitolio, varios de los legisladores de mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) se encontraban de viaje, siendo este el caso del vicepresidente del Senado, Larry Seilhamer, quien estará fuera del país hasta el 13 de junio; Abel Nazario y Evelyn Vázquez.

Mientras, también estaba excusado el senador José “Joito” Pérez, Ángel “Chayanne” Martínez y Eric Correa.

La Cámara de Representantes, contó con los 26 legisladores necesarios para comenzar los trabajos. Antes de recesar hasta el próximo lunes, este cuerpo legislativo dio por leídas las medidas. Ningun proyecto fue aprobado. 

El presidente cameral, Carlos "Johnny" Méndez, adelantó a El Nuevo Día que no tocarían el proyecto sobre la Ley 80, ya que sería un esfuerzo infructuoso tras colgarse en el Senado. 


💬Ver 0 comentarios