El presidente del Senado, THomas Rivera Schatz, durante una sesión senatorial. (GFR Media) (horizontal-x3)
El presidente del Senado, THomas Rivera Schatz, durante una sesión legislativa. (GFR Media)

El presidente del SenadoThomas Rivera Schatz, afirmó hoy que ese cuerpo no considerará el proyecto enmendando por la Cámara de Representantes sobre la Ley 80 de Despido Injustificado.

El líder senatorial insistió en las enmiendas que ya aprobó el Senado, las cuales deja sin efecto la ley solo para los empleados nuevos. 

"No vamos a concurrir con eso y a menos que entren en razón, pues se acabó y no va a haber derogación de la Ley 80 y no va a haber nada", sentenció en entrevista radial (WKAQ 580 - Univision Radio). 

Rivera Schatz alegó que la eliminación de dicho estatuto es un "capricho" de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF). 

El gobernador Ricardo Rosselló y la Junta habían acordado eliminar el estatuto legal a cambio de un presupuesto mayor para varias agencias que entraría en vigor el próximo año fiscal que comienza en julio. Del Senado no aprobar el proyecto, se cae el pacto alcanzado.

Las enmiendas introducidas por la Cámara de Representantes al proyecto del Senado que busca derogar la Ley 80 de manera prospectiva mantienen intacto el resultado de crear dos clasificaciones de trabajadores.

El proyecto ordena la creación del Fondo de Compensación Por Despido Injustificado y Reingreso al Ámbito Laboral, de $100 millones a ser utilizado para indemnizar trabajadores por despidos injustificados. Estará disponible, creado con fondos públicos, para empleados despedidos en o antes del 1 de enero del 2021 si al momento de la cesión tenían 15 años o menos en el empleo.

El fondo se nutrirá de los primeros $25 millones en el próximo año fiscal y las siguientes asignaciones de $25 millones se desembolsarán en los próximos años fiscales hasta alcanzar el tope de $100 millones.

El fondo será administrado por el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos.

Los empleados que sean despedidos en o antes del 30 de junio del 2021 y que al momento de la terminación del empleo hayan tenido 15 años o más en el empleo seguirán cobijados por los estatutos aplicables de la Ley 80.

Los empleados en la primera categoría tendrán acceso a una compensación de hasta $5,000 como mesada y el patrono que lo haya despedido recibirá, de fondos públicos, un crédito contributivo para sufragar los primeros $4,500 que devengue ese empleado despedido en su nuevo trabajo.

El proyecto dispone que, a partir del 1 de enero de 2019, ningún empleado a término indefinido tendrá una causa de acción en contra un patrono meramente porque el patrono dé por terminada la relación de empleo.

Según publicó Rivera Schatz en las redes sociales, "la medida enmendada adolece de graves deficiencias jurídicas y contradice las políticas de austeridad que la propia JSF tanto reclama", dijo el presidente del Senado en aparente alusión a la creación del fondo de $100 millones de fondos públicos para costear por dos años las mesadas que tengan que pagar los patronos por despidos injustificados. 

Buenos días Puerto Rico, Luego de leer con detenimiento la versión del P. del S. 1011, aprobada ayer por la Cámara de...

Posted by Thomas Rivera Schatz on Friday, June 15, 2018

"En un momento donde nuestro gobierno procura redefinir lo que es un incentivo frente a un subsidio, esta medida que se aprobó ayer plantea serias dudas de la visión gubernamental en este tema", lee el escrito donde señala que la vigencia de la ley establece condiciones "contrarias a derecho" y que provocarían un caos en los tribunales. 

"El dinero de la empresa privada, los derechos del trabajador, las contribuciones e impuestos que paga el ciudadano, no le pertenecen al JSF, al poder legislativo ni al legislativo. Cuando legislamos, cuando tenemos el inmenso privilegio de decidir sobre eso, debemos ser sumamente cautelosos y prudente", finaliza la declaración.


💬Ver 0 comentarios