La investigación arrojó otra serie de deficiencias en el cementerio municipal. (Suministrada) (horizontal-x3)
La investigación arrojó luz sobre otra serie de deficiencias en el cementerio municipal. (Suministrada)

Empleados del Cementerio Padre Ernesto Rivera, de Vega Alta, exhumaron de forma ilegal varios cadáveres por instrucciones de su supervisor, concluyó ayer, martes, la Comisión Especial de Salud y Bienestar Social de la legislatura municipal, quienes referirán el informe a las distintas agencias gubernamentales para que tomen cartas en el asunto.

Fue el propio director de Obras Públicas del municipio, Jaime Miranda Adorno, quien admitió que se exhumaron cadáveres ilegalmente, según el legislador municipal Edwin Nueves Parrilla, quien presidió la sesión.

Además, dejó entrever que, al ser descubierto por los familiares de los sepultados, el supervisor de esa dependencia, Martín Meléndez, renunció.

El funcionario municipal admitió que se traqueteó con cadáveres en Vega Alta, al igual que quedó plasmado en el informe que presentó el Departamento de Salud. Cuando se les cuestionó, a ambos, si el Comité de Ética, de la Administración del alcalde Oscar ‘Can’ Santiago, había tenido conocimiento del asunto, se limitaron a responder que nunca hubo un referido como tal, por lo que no se activó el mismo… Aquí alguien está encubriendo la situación para no lacerar la imagen del alcalde”, manifestó Nieves Parrilla en un comunicado de prensa.

El alcalde de Vega Alta, Oscar 'Can' Santiago Martínez, desmintió las declaraciones públicas de Vienes Parrilla sobre la alegada exhumación ilegal de cadáveres.

Este caso se inició por la querella de un ciudadano y responsablemente ordené una investigación completa por parte de nuestra Oficina de Auditoría. Como parte de las labores, el Agente Rodríguez del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón  realizó una pesquisa y cooperamos totalmente. El caso se presentó a fiscalía y se determinó no radicar cargos”, aseguró Santiago Martínez en un comunicado de prensa. 

“Ciertamente hubo una remoción de tres osarios de dicho panteón, pero ni hubo exhumaciones ilegales ni profanación. Lamentablemente el interés político partidista ha usado este caso para causar confusión y alegar ilegalidades”, agregó. 

Además de las expresiones de Miranda Adorno, la sesión contó con las declaraciones de la directora del Departamento de Recursos Humanos, Evelyn Landrón.

Los funcionarios contestaron preguntas de los legisladores municipales Carlos Malavé Irizarry, presidente del cuerpo, Josué Pantoja Benítez, José R. Arroyo De Gracia y Carlos Rivera, pertenecientes a la delegación del Partido Nuevo Progresista; Luis Guardiola Concepción, del Partido Popular Democrático, y Gamaliel Cardona Santana, del Partido Independentista Puertorriqueño.

 “Aquí se exhumaron cadáveres, según las propias palabras de Miranda, sin los debidos permisos de las agencias gubernamentales. O sea, que no fueron, oficialmente, autorizadas”, informó Nieves Parrilla.

El legislador recordó que, durante una sesión especial, el auditor interno de Vega Alta’, Armando López, leyó detalladamente el informe de la investigación que realizó y recomendó que se enviara a la Oficina de Ética Gubernamental.  

“No sólo recomendó el envío del supervisor del cementerio, sino que también a todos los que participaron en las exhumaciones, quienes siguieron las instrucciones del supervisor del cementerio”, indicó Nieves Parrilla.

Por su parte, Malavé Irizarry señaló que Salud actuó de inmediato luego de que se denunciaran los reclamos de una de las familias perjudicadas, lo que llevó a la agencia a encontrar otra serie de deficiencias en el cementerio municipal.

“Aquí se exhumó o traqueteó con cadáveres a espaldas de las agencias gubernamentales… Nosotros trabajamos, responsablemente, defendiendo, ante todo, los derechos del pueblo… Nosotros vamos ahora a enviar una carta oficial, acompañada de documentos y con la votación unánime de la Comisión, al Departamento de Justicia, a la Oficina del Contralor, a la Oficina de Ética Gubernamental y a la oficina del alcalde, ya que se violaron unos procedimientos”, estableció.

En cuanto a los señalamientos hechos por Salud a la Administración Municipal, Malavé Irizarry se mostró complacido con la corrección de las deficiencias encontradas en el cementerio.


💬Ver 0 comentarios