Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Charbonier contó que los hechos ocurrieron en mayo del año pasado. (GFR Media) (horizontal-x3)
Charbonier contó que los hechos ocurrieron en mayo del año pasado. (GFR Media)

La Comisión de Ética de la Cámara de Representantes desestimó esta mañana una querella presentada contra Jonathan Alemán, empleado de la representante novoprogresista María Milagos Charbonier

Los procedimientos en la citada comisión son confidenciales, pero El Nuevo Día supo que se tomó la determinación por falta de jurisdicción, ya que la comisión no atiende querellas contra empleados de legisladores. Además, la querella no le imputaba violación ética alguna a Charbonier. 

Charbonier explicó que todo comenzó en mayo del año pasado, cuando personal de su oficina y del Municipio Río Grande fue a la comunidad del querellante, a quien solo identificó como Gerry. Este individuo tenía como vecinos a una pareja de ancianos que vivía en condiciones infrahumanas, supuestamente, al igual que él. En el proceso, personal del ayuntamiento recogió escombros frente a su propiedad, lo que él objetó.

En medio de un intercambio, supuestamente, se dio un altercado entre el individuo y Alemán.

Según dijo Charbonier, esta situación provocó un patrón de persecución de parte del individuo, quien incluso visitó su oficina y sus predios con un objeto punzante en octubre.

"Empezó a perseguirlo a él (Alemán) y a mí. Consiguió nuestros celulares y decía que tenía que botar a mis empleados", contó Charbonier. 

La semana pasada, la legisladora solicitó con éxito una orden de protección a su favor y a favor de varios de sus empleados tras dos incidentes adicionales con empleados suyos.


💬Ver 0 comentarios