Juan Carlos Puig acudió el jueves de la semana pasada a la OEG para que la directora ejecutiva, Zulma Rosario, le aclarara si tenía ante su consideración una querella en su contra. (GFR Media) (semisquare-x3)
Juan Carlos Puig acudió el jueves de la semana pasada a la OEG para que la directora ejecutiva, Zulma Rosario, le aclarara si tenía ante su consideración una querella en su contra. (GFR Media)

La Oficina de Ética Gubernamental (OEG) tiene una investigación activa contra el exsubsecretario de Hacienda, Juan Carlos Puig, confirmó El Nuevo Día.

Puig acudió el jueves de la semana pasada a la OEG para que la directora ejecutiva, Zulma Rosario, le aclarara si tenía ante su consideración una querella en su contra. Luego de que se le informara que Rosario no estaba disponible en la OEG, Puig se marchó del lugar sin respuesta alguna. 

Este diario supo que Puig, quien salió del Departamento de Hacienda tras la súbita renuncia de la secretaria, Teresita Fuentes, fue apercibido de que estaba bajo investigación de la OEG. 

Contactado por El Nuevo Día, Puig no quiso hacer comentarios. 

La portavoz de la prensa OEG, Jennifer Rodríguez confirmó que “se le envió una comunicación por escrito a Puig”. Sin embargo, no precisó el contenido de la misiva. 

Según trascendió la semana pasada, la queja contra el exsecretario de Hacienda pudiera ser por supuestos donativos requeridos a empleados y contratistas de la agencia para realizar una fiesta de Navidad en diciembre pasado. Se creía que el ahora designado secretario de Hacienda, Raúl Maldonado Gautier, presentó la queja ante la OEG por una visita que hizo a la oficina recientemente y tras la dimisión de Fuentes y Puig.

Aunque Puig desconocía de la queja formal cuando acudió a la OEG, aseguró en ese momento que no cometió ninguna ilegalidad ni irregularidad. 

“Se hizo una fiesta de Navidad como se ha hecho en muchas ocasiones, inclusive cuando Maldonado estaba (a cargo de Hacienda) y normalmente como se hace en todos los lugares como el departamento no está en condiciones de tener un presupuesto para fiestas, pues hacemos un serrucho. Los empleados que aporten una cantidad que ellos entienda y que es voluntaria”, dijo Puig.


💬Ver 0 comentarios