Exigen mejor acceso para empresarios puertorriqueños a gobierno federal (horizontal-x3)
El informe de la GAO, ordenado por la ley PROMESA, no permite comparar la proporción de los contratos federales que se otorgan en la isla con la de los estados. (Archivo / GFR Media)

Washington - Republicanos y demócratas reclamaron ayer a la Administración de Pequeños Negocios (SBA) que atienda las limitaciones a las que se enfrentan los comerciantes puertorriqueños para tener un acceso “justo” a los contratos del gobierno federal.

En una audiencia, el administrador asociado de SBA para Contratos de Gobierno y Desarrollo Empresarial, Robb Wong, fue bombardeado con reclamos para que se atiendan problemas como el otorgamiento de contratos desde las oficinas de Washington, no en San Juan, la falta de acreditación para las empresas en la isla que son subcontratadas, las limitaciones en el acercamiento a los veteranos y las barreras lingüísticas.

La sesión, celebrada por el subcomité sobre Contrataciones de la Comisión de Pequeñas Empresas de la Cámara baja federal, repasó el informe de la Oficina de Contraloría General (GAO) que sostiene que las pequeñas empresas en Puerto Rico “reciben una proporción relativamente alta” de los contratos que otorga en la isla el gobierno federal y subraya una mejora en el uso del programa HUBzones, destinado a zonas deprimidas económicamente.

El informe de la GAO, ordenado por la ley PROMESA,  no permite comparar la proporción de los contratos federales que se otorgan en la isla con la de los estados.

 El estudio señaló también que las pequeñas empresas en Puerto Rico resultan perjudicadas por la práctica de SBA de que un grupo de compañías puedan unirse para impulsar proyectos de alto costo.

Generalmente, esos proyectos con múltiples empresas terminan perjudicando a los pequeños negocios, que suelen no ganar reconocimiento de la SBA al certificarse el proyecto.

“En términos de las certificaciones de la SBA la experiencia se la lleva el que tiene el contrato original”, dijo la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

La comisionada González trajo a discusión, además, el caso de un empresario dedicado a la informática que le informó a la propia administradora de SBA, Linda McMahon, durante su reciente visita a la isla que a pesar de que presentó una cotización más baja (unos $900,000) para un proyecto federal de SBA, el contrato terminó otorgándose desde Washington por casi el doble a otra empresa con base en Estados Unidos.

Como otros miembros del Comité de Pequeñas Empresas, la comisionada reclamó además que SBA establezca un Centro de Adquisiciones en Puerto Rico que ayude a procesar contratos y una oficina de acercamiento a los veteranos.

Wong aceptó, como establece el informe, que hay limitaciones en SBA para acercarse a los empresarios puertorriqueños en su idioma vernáculo, el español. “Si les enseñas ( las posibilidades de SBA) en un idioma que no entienden, ¿qué bien le hacen? No pido preferencias, pido que sean justos”, indicó la congresista demócrata boricua Nydia Velázquez, quien es la portavoz de la minoría en el Comité de Pequeñas Empresas.


💬Ver 0 comentarios