Héctor Ferrer, presidente del Partido Popular Democrático. (semisquare-x3)
Héctor Ferrer, presidente del Partido Popular Democrático. (GFR Media)

Washington / San Juan - Cuando se acercaban las primarias de 2016 por la candidatura popular a comisionado residente en Washington, Héctor Ferrer consideró muy sospechoso el trabajo de cabildeo de dos de sus ahora colaboradores Ónix Maldonado y Carlos López López.

En aquel momento, Maldonado y López López - cabilderos de World Professionals Group-, estaban vinculados a la campaña del senador Ángel Rosa, a quien Ferrer venció en las primarias del Partido Popular Democrático (PPD) de junio de 2016.

Las dos personas que están (al frente) de su campaña son dos cabilderos… Su director de campaña y el recaudador número 1 son dos cabilderos que tienen hasta conflicto de interés”, dijo entonces Ferrer, según una grabación de una entrevista en Radio Isla.

Según Radio Isla, esa cita hace referencia a Maldonado y López López, quienes, junto a Luis Balbino Arroyo- otro cabildero de World Professionals Group-, colaboran con él ahora como presidente del PPD, entre otras cosas en el área de finanzas.

Arroyo fue asesor de Rosa en su carácter de senador durante el pasado cuatrienio.

Por un lado, Ferrer, ahora presidente del PPD, atribuyó entonces a Maldonado y López López tener un “vínculo” con la campaña de Ricardo Rosselló, por trabajar en la misma firma de cabildeo de Elías Sánchez Sifonte, quien fue el director de campaña del ahora gobernador y presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP). 

Además, Ferrer les imputó conflictos de intereses por haber sido -en aquel momento- asesores del Departamento de Educación de Puerto Rico y haber tenido contratos, por medio de corporaciones distintas, con empresas privados que a su vez tenía contratos con la agencia. 

Cuestionado por El Nuevo Día, sobre sus declaraciones en ese momento y la postura asumida ahora, Ferrer dijo ayer que “no voy a comentar sobre el asunto”.

El presidente del PPD ha estado a la defensiva al interior de la colectividad luego de admitir que tuvo un contrato en 2015 con la firma de cabildeo y relaciones públicas DCI Group, que ha coordinado, desde 2014, las campañas de descrédito en contra del gobierno de Puerto Rico y a favor de bonistas.

Ferrer, además, ha indicado que Maldonado fue quien le llevó a la cena del pasado 18 de julio en Washington, junto a otros populares y Arroyo, con grupos conservadores y dos medios de comunicación.

Según uno de los representantes de grupos conservadores, DCI le convocó a la reunión. Esa misma fuente salió con la impresión de que DCI pagó por la cena.

Ferrer reiteró ayer que no sabe quién convocó, organizó y pagó por aquella cena porque fue “invitado”.

Fui invitado a esa cena para exponer nuestra posición en contra del proyecto de Jenniffer González, (la comisionado residente en Washington, que abogaba por la estadidad para la isla), y los resultados de ese viaje los estaremos viendo en las próximas semanas”, sostuvo. 

De acuerdo a Ferrer, solo sabe que Maldonado llevó al grupo popular al evento, en el restaurante Morton's Steakhouse de la avenida Connecticut de la capital estadounidense.

Mientras, los datos del registro electoral indican que Maldonado - quien según Ferrer se asocia con los republicanos en EE.UU.-, ha apoyado económicamente a candidatos del PNP.

En 2016, tras Rosa perder la primaria frente a Ferrer, Maldonado donó más dinero a candidatos del PNP que del PPD.

“No es compatible ayudar de cerca, aunque voluntariamente, y tener nexos en el otro partido”, dijo Ferrer el martes, después de que El Nuevo Día divulgara las contribuciones recientes de Maldonado, quien no ha devuelto varias llamadas telefónicas.

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, quien ha propuesto “limpiar” el PPD de personas como Maldonado y denunciado los vínculos de Ferrer con DCI Group, ha indicado que el cabildero es parte de la “mugre” que quiere sacar de su colectividad, pues contribuye con el PNP a pesar de que “está en los más altos niveles de la dirección del PPD”.

Aunque Ferrer ha optado por no contestar directamente los planteamientos de Acevedo Vilá, al ser cuestionado dijo que “detrás de un micrófono es muy fácil hablar sobre lo que necesita el Partido Popular”, en obvia alusión al programa radial que diariamente conduce el exgobernador.


💬Ver 0 comentarios