Miembros de la Junta de Gobierno del PPD han pedido a Héctor Ferrer (izq.) y a Roberto Prats (der.) que expliquen sus vínculos con la empresa de cabildeo y relaciones públicas DCI Group. (horizontal-x3)
Miembros de la Junta de Gobierno del PPD han pedido a Héctor Ferrer (izq.) y a Roberto Prats (der.) que expliquen sus vínculos con la empresa de cabildeo y relaciones públicas DCI Group. (Ramón “Tonito” Zayas)

Washington – La Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático (PPD) se reunirá esta noche y la agenda estará abierta para que se le reclamen explicaciones al presidente Héctor Ferrer y al exsenador Roberto Prats sobre sus relaciones profesionales con la firma DCI Group.

Previo al encuentro, miembros de la Junta de Gobierno del PPD han pedido a Ferrer y Prats que expliquen sus vínculos con una empresa de cabildeo y relaciones públicas que coordinó la más dura campaña en contra del gobierno de Alejandro García Padilla y en favor de firmas de inversiones y fondos de cobertura de riesgo.

El presidente de la Asociación de Alcaldes, Rolando Ortiz, el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, y el representante Luis Vega Ramos han abogado porque se precisen las relaciones profesionales y los encuentros más recientes con esa controvertida firma de relaciones públicas y cabildeo.

Vega Ramos considera que los miembros de la Junta de Gobierno del PPD deben además divulgar su información financiera.

El representante Manuel Natal, quien no es miembro de la Junta de Gobierno, ha abogado por las renuncias de Ferrer y Prats. Mientras, el activista popular Armando Valdés propuso que la reunión de esta noche se transmita en directo por internet. 

Tanto Prats como Ferrer deberán explicar en la reunión los contratos que tuvieron entre 2015 y 2016 con DCI Group. 

Pero, Ferrer puede también que tener que rendir cuentas sobre sus contactos más recientes con DCI Group.

Según fuentes de El Nuevo Día, Ferrer no solo telefoneó al socio de DCI Group, Ryan Grillo, para saludarle durante sus reuniones del 18 y 19 de julio pasado en el Congreso, sino que la empresa le ayudó a coordinar una cena con grupos conservadores en la que presionaron en contra del proyecto pro estadidad de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

Grillo y el comité de acción política de DCI Group respaldaron con contribuciones políticas en 2016 las candidaturas a gobernador de Ricardo Rosselló Nevares y a comisionada residente González, quienes entonces abogaban por la pagar toda la deuda y habían combatido medidas federales para reestructurarla. 

Un documento circulado por DCI Group en julio, como parte de una convocatoria a una reunión de Ferrer y otros representantes del PPD con portavoces de organizaciones conservadoras, describe al presidente del PPD como el “principal” aspirante a la candidatura a gobernador por su partido.

Ferrer sostuvo la semana pasada que aunque preparó en agosto de 2015 un memorando legal para DCI Group, no había vuelto a tener relaciones profesionales con esa empresa.

Pero, otra fuente había ya advertido que DCI refirió a por lo menos una oficina republicana del Congreso el documento en contra de la estadidad que Ferrer distribuyó esa semana y que, al parecer por error, fue ilustrado con imágenes de El Morro de La Habana y la bandera de Cuba.

“Sobre estrategias en contra de la estadidad yo no hablo”, indicó el sábado Ferrer, primero por texto, luego por teléfono, en respuesta a preguntas de El Nuevo Día sobre la cena del 18 de julio con grupos conservadores en el Morton’s Steakhouse de la avenida Connecticut de Washington D.C..

No está claro aún quién pagó la cena en un restaurante en el que solo un filete promedio, sin acompañamientos, puede costar $50. Pero, una de las fuentes cercanas a los representantes de las organizaciones conservadoras indicó que no fueron ellos y dijo que la impresión fue que DCI pagó la cuenta.


💬Ver 0 comentarios