Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Eric LeCompte (horizontal-x3)
Eric LeCompte, director ejecutivo de JubileeUSA, una coalición de grupos religiosos que ha trabajado con reformas financieras a nivel mundial y participa de las conversaciones con el Congreso. (Archivo/GFR)

WASHINGTON-  El cabildeo de firmas de inversiones con bonos del gobierno de Puerto Rico bombardea a la dirección del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos para que se elimine de la legislación sobre la crisis fiscal de la Isla la posibilidad de forzar un proceso de reestructuración de la deuda.

"Están tratando de remover todo el proceso de reestructuración", indicó hoy Eric LeCompte, director ejecutivo de Jubilee USA, una coalición de grupos religiosos que ha trabajado con reformas financieras a nivel mundial y participa de las conversaciones con el Congreso.

Jubilee USA ha defendido que el Congreso le otorgue al gobierno de Puerto Rico autorización para reestructurar la deuda y rechazado que una junta federal pueda tener las decisiones últimas sobre el presupuesto y los asuntos fiscales de la isla.

Hace unas semanas, Jubilee USA mantuvo una campaña radial dirigida a los precandidatos presidenciales en estados como Texas y Florida en reclamo de que el gobierno federal autorice la reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico.

En momentos en que, según Sunlight Foundation, el grupo conservador Centro para la Libertad Individual (CFIF) invierte unos $200,000 en anuncios para el mercado de Washington D.C. en contra de la posibilidad de que el Congreso autorice la reestructuración por la vía judicial de la deuda pública de la Isla, el cabildeo ante el Congreso lo encabezan firmas como Goldman Sachs, UBS, Blue Mountain, Franklin Funds, y Oppenheimer Funds, según fuentes legislativas.

LeCompte teme que el nuevo borrador de legislación que el Comité de Recursos Naturales quiere publicar esta semana, antes de someterla formalmente como proyecto de ley a principios de la próxima, refleje un lenguaje que impida la posibilidad de reestructurar la deuda a menos que un alto porcentaje de los acreedores lo apruebe.

El borrador republicano divulgado la semana pasada impondría – como se hace ahora por medio de legislación local San Juan- una moratoria de 18 meses en el cobro de deudas del gobierno de Puerto Rico.

Pero, las autoridades de la Isla han objetado el poder que la medida del Comité de Recursos Naturales propone otorgarle a la junta federal, pues quitaría funciones constitucionales al gobernador y a los legisladores.

Legisladores republicanos – incluido el Comité de Estudio Republicano (Rsc)-, firmas de inversiones y grupos de conservadores también han rechazado la legislación debido a la moratoria que decreta y la posibilidad de que se puedan reestructurar las obligaciones generales del Gobierno de Puerto Rico.

"En Puerto Rico la gente ve esa junta como una afrente a su democracia", sostuvo LeCompte, en una entrevista telefónica desde San Juan, donde tiene reuniones con grupos de la diáspora y el liderato gubernamental del país.

El Comité de Recursos Naturales ha convocado para el miércoles, 13 de abril, a una audiencia para examinar la legislación.

Aunque la jefatura republicana no la ha anunciado oficialmente, el portavoz de la minoría, Raúl Grijalva (Arizona), sostuvo que la votación sobre la medida en el Comité de Recursos Naturales sigue programada preliminarmente para el jueves.

Si las cosas le salieran perfectas al liderato republicano del Congreso el proyecto estaría listo para ir a votación en el pleno de la Cámara baja antes de que finalice abril y entonces pasará al Senado, cuyos líderes tienen conversaciones activas con la oficina del speaker Paul Ryan en torno a la medida, según varias fuentes.


💬Ver 0 comentarios