García Padilla dio su mensaje a través de sus redes sociales. (semisquare-x3)
García Padilla dio su mensaje a través de sus redes sociales. (Xavier J. Araújo Berríos)

Desde su oficina, ubicada en Hato Rey, y sin mencionar nombre de populares, el exgobernador Alejandro García Padilla censuró esta tarde a los líderes de su colectividad que están inmersos en ataques de un lado y de otro luego que trascendiera que tanto Héctor Ferrer como Roberto Prats hicieron trabajo para la empresa DCI Group. 

Hizo un llamamiento a la “calma y la prudencia”, pero también a atender esta controversia con “firmeza”. De paso, anticipó que no acudirá a la reunión de la Junta de Gobierno del PPD, pautada para comenzar hoy a las 6:00 p.m. 

“Los acontecimientos recientes en el partido, igual que la oposición interna que sufrí cuando dirigí el país, representan lo opuesto a lo que se supone que el Partido Popular representa. Sabes que algunos de los nuestros entorpecieron ese retornar del partido a sus raíces muñocistas. Los mismos que ahora se censuran unos a otros. Tan mal estuvieron los que contrataron con los grandes acreedores extranjeros y sus representantes como los que se opusieron al IVA en la legislatura y en las alcaldías. Pude evitar las lanzas, mas no el puñal. Son los mismos, con la excepción de uno, que siempre me habló de frente”, dijo en un mensaje colgado en su cuenta en las redes sociales.

García Padilla reclamó a los populares retomar el ideario del fundador del PPD, Luis Muños Marín, cuya principal “función pública es la gente, el pueblo”. 

Estas son las primeras expresiones públicas del exgobernador, responsable de declarar el impago de la deuda pública y de cabildear en el Congreso de los Estados Unidos, junto al entonces comisionado residente en Washington, pedro Pierluisi, por una herramienta para atender la deuda que sobrepasaba los $70,000. De ahí emanó la ley federal Promesa.  

En cambio, DCI Group, es la firma republicana de relaciones públicas y cabildeo que coordinaba el lobby de importantes acreedores del gobierno de Puerto Rico y llevó a cabo una campaña negativa en EE.UU. en contra del gobierno de García Padilla.

El exgobernador y exsenador no vaciló incluso en criticar a su colectividad diciendo que debía dedicarse a fiscalizar. 

 “Te adelanto que no voy a participar de la reunión de la Junta del PPD, pero estaré muy pendiente de su resultado. Sé, como popular y como puertorriqueño que debes sentir desasosiego y ansiedad al ver a tus líderes enfrascados en luchas internas mientras no se coagula una oposición responsable y articulada al Gobierno, que fiscalice y haga frente cuando tenga que hacerlo, pero que ayude cuando tenga que hacerlo. La oposición política tiene que ser fuerte, pero tiene que ser respetuosa”, apunto García Padilla, quien dijo hablar con la “libertad de quien no aspira a ningún puesto político”.

“Te pido calma y serenidad. Hemos pasado por momentos muchomás difíciles y los sobrepasamos juntos. Y esa va a ser la clave y es mi consejo. Juntos podemos y juntos lo hemos hecho antes. Ahora quiero dirigirme a los puertorriqueños en general. Los tiempos no están para entretenernos con peleas internas. El Gobernador, el país, todos tenemos que luchar juntos contra los grandes acreedores ausentes”, agregó. 



💬Ver 0 comentarios