Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (horizontal-x3)
Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico. (GFR Media)

Washington - Al destacar el impacto que tendrá una asignación directa para el gobierno de Puerto Rico de cerca de $15,000 millones, el representante del Gobernador en Washington destacó hoy el avance logrado en términos de los fondos originalmente propuestos por la Casa Blanca y la Cámara de Representantes.

Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa), recordó que la propuesta original de la Casa Blanca fue asignar $44,000 millones como parte de una tercera resolución de asignaciones suplementarias para mitigar desastres, pero dejando propuestas específicas para la Isla para más adelante.

En diciembre, la Cámara de Representantes aprobó elevar esa asignación a $81,000 millones. Más allá de asignaciones pequeñas o una nueva línea de crédito de $4,000 millones que ahora se eliminó, no había fondos directos significativos para la Isla en la resolución cameral.

En ese sentido, destacó los $4,800 millones en fondos de Medicaid para este año fiscal federal y el próximo, y el acceso directo que tendrán Puerto Rico y las Islas Vírgenes a $11,000 millones del programa de desarrollo comunitario de Vivienda federal (CDBG), incluidos los $2,000 millones para rehacer el sistema de electricidad.

“Se lograron incluir cosas que no estaban (en la resolución cameral), y Puerto Rico puede participar de otras asignaciones de programas que están financiados en ese proyecto”, indicó Mercader.

Para el director de Prfaa, la resolución de presupuesto y asignaciones suplementarias convertida hoy en ley por el presidente Donald Trump, “nos representa un alivio inmediato para Medicaid y poder iniciar proyectos de vivienda”.

Mercader sostuvo que las asignaciones son fruto del trabajo de muchas personas, desde los demócratas del Senado, el senador republicano Marco Rubio, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, y otros aliados de la Isla.

“Todo el mundo puso su granito de arena”, indicó Mercader, aunque hizo referencia a que algunos líderes en esta votación – sin mencionar nombres- tuvieron “otras prioridades antes de Puerto Rico”.


💬Ver 0 comentarios