La comisionada residente Jenniffer González espera presentarle esta semana al congresista Rob Bishop (a la derecha) las propuestas sobre la solicitud que le hizo para estudiar cómo despolitizar la Autoridad de Energía Eléctrica. (semisquare-x3)
La comisionada residente Jenniffer González espera presentarle esta semana al congresista Rob Bishop (a la derecha) las propuestas sobre la solicitud que le hizo para estudiar cómo despolitizar la Autoridad de Energía Eléctrica. (Gerald López Cepero)

Washington - Cuando la Cámara baja federal vuelva a sesionar mañana, la comisionada residente Jenniffer González espera comenzar a conocer el plan del liderato del Comité de Recursos Naturales en torno a una audiencia que ha estado pendiente sobre el status de Puerto Rico y su proyecto proestadidad.

La agenda general de los 19 días de sesión que, en este momento, tiene la Cámara baja en calendario antes de las elecciones legislativas del 6 de noviembre se definiría en una conferencia legislativa republicana.

Aunque la Cámara baja retoma la sesión mañana después de más de un mes de vacaciones, tiene previsto suspender durante 10 días sus sesiones este mes y un mes adicional a partir del 12 de octubre.

En términos de Puerto Rico, los asuntos pendientes claves dependerán, a corto plazo, principalmente de la jefatura del Comité de Recursos Naturales.

En ese sentido, la comisionada residente en Washington D.C. indicó que espera llevarle esta semana al presidente del Comité, el republicano Rob Bishop (Utah), algunas propuestas sobre la solicitud que le hizo para estudiar cómo despolitizar la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) o el Negociado de Energía de Puerto Rico, y las iniciativas para mejorar el sistema eléctrico.

“Le voy a hacer un informe con las recomendaciones para discutirlo con él y los técnicos de la comisión”, indicó González.

Pero la comisionada residente también prevé la convocatoria a la audiencia que, desde febrero de 2017, puso en su agenda el Comité de Recursos Naturales sobre el status político de la isla, que estaría marcada por el plebiscito de junio de ese año.

Esa vista también tendría como base el proyecto proestadidad 6246 de González que impulsa crear un Grupo de Trabajo del Congreso para proponer un proceso de transición hacia la estadidad para enero de 2021.

González dijo estar esperanzada en que Bishop no solo convoque a una audiencia pública, sino también que lleve a votación la legislación.

Pero, en esta ocasión, dijo que “no voy a poner palabras en su boca”, cuando se le preguntó si tiene el compromiso de Bishop de que se llevará a votación primero en el Comité de Recursos Naturales, y de aprobarse, entonces al pleno de la Cámara baja.

“Vamos a tener la vista pública. De ahí, partimos”, sentenció.

Respecto a las expectativas de que algún senador presente un proyecto proestadidad como el suyo, González sostuvo que ese trabajo lo ha dejado en manos de la Comisión de Igualdad creada por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

Desde principios de año, el senador republicano Marco Rubio (Florida), el principal aliado de los republicanos de la isla en el Senado, advirtió que no tienen los votos para echar hacia adelante la propuesta de estadidad en la Cámara alta estadounidense.

La semana pasada, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que controla las finanzas públicas de la isla, ordenó al mandatario eliminar del plan fiscal toda referencia a la estadidad. En Twitter, la comisionada residente protestó y destacó que la Ley Promesa “establece que la Junta no puede interferir con el futuro status político de la isla”.

Al retomar sus trabajos la Cámara baja -el Senado sesionó gran parte de agosto-, debe intensificarse también la conferencia bicameral sobre el proyecto de ley de asignaciones agrícolas. La versión de la Cámara de Representantes incluye un apartado que prohibiría las peleas de gallos en Puerto Rico y los demás territorios, como ya ocurre en los estados.

Por otro lado, González dijo que mantiene la presión en torno al desembolso de los fondos federales para mitigar la devastación causada por el huracán María.

A su vez, piensa que -esta misma semana o la próxima- la Cámara baja puede aprobar su legislación a favor de que el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos lleve a cabo un estudio sobre el tráfico de drogas y el potencial de terrorismo en la zona marítima que rodea a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses.


💬Ver 0 comentarios