(horizontal-x3)
(Archivo / GFR Media)

Washington - La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, afirmó hoy que “este no es el momento” para hablar de retirar el apoyo federal a Puerto Rico ante la catástrofe causada por el huracán María y advirtió que todavía hay una emergencia en la isla.

Más sobre el huracán María

Al defender en el hemiciclo legislativo la resolución que, entre otras cosas, asigna $4,900 millones para asistir la falta de liquidez del gobierno puertorriqueño, y $1,270 millones en fondos para asistencia alimentaria en Puerto Rico, la comisionada advirtió que “todavía hay muchos pueblos incomunicados”.

La comisionada mencionó entre ellos a Las Marías y Utuado.

Su referencia a que “este no es el momento” de retirar apoyo federal era una alusión a las expresiones de esta mañana del presidente Donald Trump de que la asistencia de FEMA y de las ramas militares estadounidenses no va a estar disponible indefinidamente para Puerto Rico.

González insistió que el paquete legislativo que se aprueba estar tarde en la Cámara de Representantes - que ronda los $36,000 millones-, es la segunda resolución de asignaciones dirigidas principalmente a financiar los gastos de la Agencia federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) que puede beneficiar a damnificados de huracanes en Puerto Rico, como los causados por los ciclones Irma y María.

Indicó que se prevén resoluciones adicionales para permitir financiar la reconstrucción de Puerto Rico.

González hizo énfasis en su mensaje en la importancia de rehacer, no reparar, la infraestructura dañada, como la del sistema eléctrico de Puerto Rico.

Al agradecer el apoyo de sus colegas, la comisionada sostuvo que todavía más del 85% de los puertorriqueños no tiene suministro de electricidad y el 44% no tiene acceso a servicio de agua potable.

En sus mensajes, mientras, los congresistas demócratas José Serrano y Nydia Velázquez –elegidos por Nueva York-, afirmaron que mientras el presidente Trump amenaza con retirar el apoyo federal a Puerto Rico, le toca al Congreso asegurar que el gobierno estadounidense sigue solidario con la isla.

“Nos toca a nosotros asegurar que el gobierno federal no se olvida de Puerto Rico”, indicó Serrano.

Velázquez, por su parte, afirmó que los fondos que asigna el paquete legislativo de emergencia es insuficiente.

Por un lado, dijo, se requiere asistencia federal para la reconstrucción de la red eléctrica y dijo que es hora de que el gobierno federal atienda el abismo fiscal que causa en el sistema de salud de Puerto Rico el agotamiento de los cerca de $1,200 millones anuales en fondos de Medicaid que ha otorgado la ley Obamacare.

La congresista demócrata Debbie Wasserman Schultz (Florida) indicó, por su lado, que la amenaza de hoy del presidente Trump es una forma de “prejuicio suave”.


💬Ver 0 comentarios