Según Jenniffer González, el proyecto tiene la intención de convertir a Puerto Rico en un territorio incorporado y crear un Grupo de Trabajo del Congreso que examine los cambios en leyes que se requieren para que la isla sea un estado de cara a enero 2021 (semisquare-x3)
Según Jenniffer González, el proyecto tiene la intención de convertir a Puerto Rico en un territorio incorporado y crear un Grupo de Trabajo del Congreso que examine los cambios en leyes que se requieren para que la isla sea un estado de cara a enero 2021

Washington- Hasta una docena –alrededor de un 20%-  de los 58 coauspiciadores del proyecto pro estadidad de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, pueden estar ausente del próximo Congreso.

Diez de los legisladores federales coauspiciadores de proyecto 6246 de la Cámara baja que no regresarían en enero al Congreso son republicanos. Dos son demócratas.

De los 58 coauspiciadores que tiene la legislación 32 son demócratas y 26 son republicanos.  

Los 12 coauspiciadores del 6246 que no estarían en enero próximo en el Congreso son parte de los cerca de 100 congresistas que no regresarán a sus puestos en la Cámara baja federal en enero próximo.

Dos de los que dejan el Congreso y son coautores del proyecto pro estadidad  –los republicanos Carlos Curbelo (Florida) y Scott Taylor (Virginia) -, perdieron sus contiendas en las elecciones legislativas de la semana pasada.

Otros dos están en peligro de perder sus escaños: los republicanos Tom MacArthur (Nueva Jersey), quien fue miembro del Grupo de Trabajo del Congreso sobre Desarrollo Económico en Puerto Rico; y Jeff Denham (California), quien ha sido miembro del Comité de Recursos Naturales que tiene jurisdicción primaria sobre los asuntos de la Isla, como la ley Promesa y el status.

Siete de los legisladores que coauspiciaron el 6246 – cinco republicanos y dos demócratas-, decidieron retirarse del Congreso: los republicanos Raúl Labrador (Idaho), Ileana Ros Lehtinen (Florida), Ryan Costello (Pensilvania), David Trot (Michigan) y Ron DeSantis (Florida); y los demócratas Elizabeth Esty (Connecticut) y Gene Greene (Texas).

Labrador, quien es el único republicano boricua con plenos derechos en la Cámara baja, buscó sin éxito la candidatura a gobernador de Idaho. DeSantis marcha al frente en la contienda por gobernador de Florida.

La comisionada González sostiene que su proyecto tiene la intención de convertir ahora a Puerto Rico en un territorio incorporado y crear un Grupo de Trabajo del Congreso que examine, en un plazo de 14 meses, los cambios en leyes que se requieren para que la Isla sea, de cara a enero de 2021, el estado 51 de Estados Unidos.

Para aprobar la propuesta de estadidad, se requeriría una legislación independiente.

La legislación 727 que promovió la sesión pasada el entonces comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi –que impulsó que el Congreso le ofreciera la estadidad a Puerto Rico-, llegó a tener 110 coauspiciadores, 96 demócratas y 14 republicanos. De acuerdo con la legislación de Pierluisi, el Congreso hubiese propuesto un referéndum estadidad sí o no, que se quería vincular con un proceso de admisión de la isla como estado.

El proyecto de la comisionada no propone una nueva consulta. Pero, tampoco garantiza una oferta de estadidad.

Cuando solo faltan unos 15 días de sesión, el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, el republicano Rob Bishop (Utah), a pesar de ser coauspiciador del proyecto de la comisionada González, no ha convocado a una audiencia en torno a la medida.

Bishop quedará en minoría en enero.

En el Senado, nunca hubo un proyecto pro estadidad en esta sesión y el tema del status ni siquiera estuvo en la agenda de la presidenta del Comité de Energía y Recursos Naturales, la republicana Lisa Murkowski (Alaska).

El presidente Donald Trump, por su parte, ha rechazado la propuesta de estadidad y su gobierno asumido como política pública que en Puerto Rico no hay consenso en torno a su futuro político.


💬Ver 0 comentarios