Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Jenniffer González defiende que los plebiscitos de 2012 y 2017 son suficientes para que el Congreso proponga a los electores de Puerto Rico ser el estado 51 de Estados Unidos. (horizontal-x3)
Jenniffer González defiende que los plebiscitos de 2012 y 2017 son suficientes para que el Congreso proponga a los electores de Puerto Rico ser el estado 51 de Estados Unidos. (Juan Luis Martínez)

Washington - El proyecto de ley que la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, tiene previsto presentar este mes en la Cámara baja federal propondrá un referéndum para que el Congreso le ofrezca a Puerto Rico la admisión como estado.

González sostuvo que no se trata de una mera consulta federal estadidad sí o no, sino tratar de lograr que el Congreso haga una oferta de admisión que sea final y vinculante.

“Nosotros ya votamos (por la estadidad). Hemos votado dos veces”, indicó González, al defender el argumento del gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) de que los plebiscitos de 2012 y 2017 son suficientes para que el Congreso proponga a los electores de Puerto Rico ser el estado 51 de Estados Unidos.

La semana pasada, el gobernador Ricardo Rosselló sostuvo que impulsará un referéndum federal vinculante para el Congreso y presentó, junto a la comisionada, el Comité de Igualdad que cabildeará a a favor de la estadidad.

“He solicitado que la situación del status se atienda lo antes posible, que la ‘delegación congresional’ tenga eso como norte y que el vehículo sea un acta de admisión que le permita a los puertorriqueños escoger de manera vinculante si quieren ser estado o si no quieren ser estado”, dijo Rosselló.

La comisionada González tiene pendiente en la Cámara baja el proyecto 260 de la Cámara de Representantes, que proponía utilizar el plebiscito de junio pasado como base para un proceso de admisión. Pero, la legislación hace alusión a la ley federal de enero de 2014, que hubiese permitido al Secretario de Justicia de Estados Unidos certificar las alternativas de status, un proceso que el gobierno de Rosselló decidió no esperar.

Los partidos políticos de oposición en Puerto Rico, que boicotearon el plebiscito, consideran que el cabildeo del Comité de Igualdad es un “simulacro” del gobierno de Rosselló. El presidente del Partido Popular Democrático, Héctor Ferrer, ha lamentado que se dedique tiempo a un esfuerzo que no va avanzar, en vez de poner todas las energías en la recuperación y reconstrucción de Puerto Rico después del huracán María.

Aunque el gobierno promueve el porcentaje de 97 que obtuvo la estadidad en la consulta, el presidente ejecutivo del Partido Independentista Puertorriqueño, Fernando Martín, ha señalado que la baja participación -23%-, difumina esos resultados y evitará que se tomen con seriedad.


💬Ver 0 comentarios