(horizontal-x3)
Sobre la querella en la Comisión de Ética que radicó Delgado Rivera contra el representante, Méndez dijo que va a “dejar que corra el proceso”. (Ramón “Tonito” Zayas)

Aunque espera por los resultados de una auditoría interna y por más explicaciones de parte del representante Samuel Pagán, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, indicó hoy que le “levanta muchas dudas” el contrato otorgado por el legislador a la empresa International Legislative and Government Consulting Group por $180,000. 

A pesar del cuestionable panorama para el legislador, Méndez indicó que no le solicitará la renuncia al representante, quien no es la primera vez que está en el ojo público, ya que en agosto del 2017 fue demandado pordeudas $11,790, incidente que él se lo atribuyó a un “esquema político en su contra”.

A mí, el monto del contrato, la manera en que se ha operado me levanta muchas dudas. No voy a decir que para mí está bien, a mí me levanta muchas dudas”, dijo Méndez al concluir una actividad de recordación a los militares muertos en el deber, específicamente a los nueve puertorriqueños fallecidos en un accidente aéreo en Savannah, Georgia.

Pagán le otorgó, en julio, un contrato de $180,000 a International Legislative and Government Consulting Group, propiedad del activista penepé Isoel Sánchez Santiago. Una de las funciones de Sánchez Santiago fue reclutar a cinco empleados para trabajar en la Comisión cameral de Desarrollo Integrado de la Región Noreste que preside Pagán Cuadrado. Entre los empleados que fueron contratados, figura Luis Hiram Delgado Rivera, quien presentó la querella ética contra el legislador, luego que no le renovaran el acuerdo. 

Me reuní el viernes con él (Pagán) y le anuncié que íbamos a estar haciendo una auditoría. Ordené… realizar una auditoría del contrato con esa compañía, la facturación y le dije que tan pronto tenga el informe listo lo voy a dar a la publicidad y, obviamente, las recomendaciones del informe, eso es lo que vamos a hacer”, señaló Méndez.

“No voy a contratar investigador externo… Una de las funciones de la auditora es verificar el funcionamiento de las oficinas legislativas. Le pedí que me tomar eso con prioridad”, sostuvo Méndez.

Sobre la querella en la Comisión de Ética que radicó Delgado Rivera contra el representante, Méndez dijo que va a “dejar que corra el proceso”.  Este diario supo que a Delgado Rivera le deben los pagos de marzo y abril, cuando fue despedido al presentar una declaración jurada en que la aseguró ser testigo de un presunto patrón de hostigamiento sexual en la oficina de Pagán que habría orquestado la esposa del legislador, Nancy Malavé Toro

Yo creo que el pueblo de Puerto Rico lo que se merece es una total transparencia y que el representante explique. A mí me tiene que explicar muchas cosas, pero le adelanté que voy a hacer una auditoría sobre ese contrato y sobre todo el proceso que ha habido de nombramientos y contratación en su oficina y tomaremos la acción que corresponda”, insistió Méndez.

Por su parte, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, se distanció de la polémica al ser cuestionado sobre el contrato que tiene con dicho cuerpo legislativo la empresa Global Instant Consulting Group, registrada a nombre de Chrystal Robles, quien es esposa de Sánchez Santiago, según trascendió en un reportaje televisivo (Telemundo).

“Global es una corporación que tiene un contrato con el Senado de Puerto Rico, no es un contrato con la persona…y así lo dice el contrato”, indicó Rivera Schatz.

Si hay alguna ilegalidad, si hay eso, pues hablamos. Pero preguntar si alguien tiene un contrato y de ahí insinuar que hay algo malo…”, señaló a preguntas del contrato de Robles con el Senado.

El reglamento del Senado prohíbe que un contratista de ese cuerpo tenga contratos con la Cámara, por lo que Sánchez Santiago pudo haber burlado esa disposición si se comprueba que Robles no rindió labores en el Senado, según ha trascendido. 


💬Ver 0 comentarios