El alcalde de Comerío destacó la labor y la exposición de la ejecutiva municipal de San Juan tras el paso del huracán María (semisquare-x3)
El alcalde de Comerío destacó la labor y la exposición de la ejecutiva municipal de San Juan tras el paso del huracán María. (Ramón “Tonito” Zayas)

El alcalde de Comerío, Josean Santiago, no titubeó en decir “estoy disponible” para aspirar a la gobernación en el 2020 por el Partido Popular Democrático (PPD), pero advirtió que antes de optar por dejar el municipio, medirá cuán receptivos están los puertorriqueños para “cambiar la manera en que se hace política”.

Santiago tampoco vaciló en hacerle una sugerencia a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, en entrevista con El Nuevo Día

Carmen tiene muchas opciones y una de ellas -por el trabajo que ha hecho luego del huracán (María) y su penetración pública en los medios de Estados Unidos- no debe descartar la posibilidad de representarnos en el Congreso, sabes que allí hay un puesto de comisionado residente. Yo creo que pudiéramos avanzar mucho con ella para lograr cosas que necesitamos”, dijo.

Y aunque aseguró que la decisión final respecto a su rumbo político la tomará más adelante, Santiago dijo que no tendría inconveniente alguno en medirse en unas primarias, incluso frente al presidente del PPD, Héctor Ferrer, quien se perfila como posible aspirante a la gobernación.

“Si decido entrar en ese proceso, porque el pueblo así lo reclame, no tengo ningún problema con eso. Por el contrario, lo celebraría”, afirmó el alcalde.

“El partido en el que yo milito, si algo tiene que aprender, es que tiene que abrir ese proceso. Ya tiene que darse a que haya primarias y que el pueblo decida. Que no se imponga un candidato”, añadió.

Santiago tampoco cerró la puerta a la posibilidad de asumir la presidencia de la Pava, asunto que se discutirá en diciembre como parte de la reorganización del partido.

Por el momento, el alcalde comerieño se mantiene visitando la isla, respondiendo a invitaciones y escuchando a los puertorriqueños.

Sin embargo, ya tiene organizado lo que a todas luces es su programa de gobierno. Santiago esbozó los puntos medulares que regirían su campaña y el tipo de gobierno que quisiera establecer.

“Hay que acabar con la compra y venta de influencias políticas y desarrollar una campaña que no dependa de esas aportaciones multimillonarias, identificar gente que venga a devolverle la mística al servicio político y levantar la autoestima del puertorriqueño. Creo en la descentralización del gobierno”, apuntó.

Santiago indicó que la reparación y mantenimiento de carreteras, escuelas y hasta servicios provistos por el Departamento de la Familia deben descansar en los “gobiernos locales”. De igual forma, apuntó a los municipios como la salida para lidiar con la crisis fiscal y lograr los objetivos de la Junta de Supervisión Fiscal.

“Si la Junta, en vez de esta lucha interminable que tiene con el gobierno estatal, se sienta con los gobiernos locales y coordina la prestación de servicios esenciales, adelanto que podemos economizarle en el presupuesto del país un mínimo de un 15%”, precisó.

Dijo que esa cantidad se puede traducir en cerca de $1,350 millones. “Si eso seasigna al pago de la deuda, ya ahí se comienza a pagar la deuda”, destacó Santiago.

Agregó que el “sistema de salud universal debe ser la meta” de la isla. Y puntualizó que hay alcaldes penepés, que no identificó, que simpatizan con sus propuestas.

Respecto a la controversia que existe al interior del PPD por la molestia que causaron los contratos de Ferrer y el exsenador Roberto Prats con la empresa DCI Group, Santiago dijo que ha optado por mantenerse al margen.

“Creo que hay mucho personalismo, ambiciones, actitudes de revancha. Creo que ya el país está cansado de eso y no quiero ser parte de esa controversia. No quiero que se mida por ambiciones”, expresó.


💬Ver 0 comentarios