En la foto el Congreso estadounidense. (semisquare-x3)
En la foto el Congreso estadounidense. (AP)

Un grupo de jóvenes puertorriqueños anunció hoy que gestionará ante el nuevo Congreso estadounidense para que atienda con premura una posible crisis en la isla si no se elevan los reembolsos para el Medicaid, el cual se usa para cubrir los gastos de la Reforma de Salud.

Según alegó hoy en un comunicado de prensa el líder del grupo, Roberto Pagán, debido a que Puerto Rico no es un estado de los Estados Unidos "recibe apenas menos de 50% de reembolsos por los gastos incurridos en Medicaid, el cual se utiliza para pagar la Reforma de Salud y así garantizar que todos los puertorriqueños tengan un seguro médico".

"Si fuéramos un estado, el nivel subiría a sobre 85 por ciento. Ese es precisamente el mensaje que queremos llevar a todos los miembros del nuevo Congreso, la desigualdad tan marcada se tiene que acabar", afirmó Pagán en declaraciones escritas.

Ante ello, Pagán adelantó que "se avecina una crisis humanitaria en Puerto Rico porque somos una colonia".

Indicó, además, que tras la expiración de los fondos del Obamacare y el desastre causado por el huracán María, el gobierno federal envió una ayuda de $2,200 millones para asistir con los gastos de Medicaid.

Sin embargo, esos fondos caducarán en el año 2020, lo que regresaría al nivel de reembolso pre-Obamacare de alrededor de un 40%.

Eso significaría, de acuerdo con Pagán, que el gobierno de Puerto Rico separe entre $1,200 y $1,400 millones cada año para costear el seguro médico de los más necesitados en la isla.

Según explicó Pagán, alrededor de 1.6 millones de puertorriqueños dependen de la reforma de salud, y el costo anual de la misma se estima en los $2,200 millones.

"Vamos a inundar los correos electrónicos de los congresistas. Vamos a desarrollar una campaña por las redes sociales con el propósito de que cada senador y representante sepa lo que está pasando aquí y para pedirles que actúen de manera inmediata", apuntó.


💬Ver 0 comentarios