La Legislatura amplía su agenda para el reinicio de la sesión (semisquare-x3)
Los presidentes de la Cámara y el Senado, Carlos Méndez y Thomas Rivera Schatz, respectivamente, coincidieron en que las prioridades legislativas no han cambiado por completo. (Archivo / GFR Media)

Tras casi un mes de receso forzado por el demoledor rastro que dejó el huracán María, la Asamblea Legislativa retomará sus labores la semana próxima siguiendo la agenda trazada a principios del cuatrienio para la reorganización gubernamental, pero incluyendo en la lista de asuntos pendientes medidas que promuevan la recuperación del país a corto, mediano y largo plazo.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y su homólogo en la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, coincidieron en que las prioridades legislativas no han cambiado por completo, aunque la crítica situación en la que quedó la isla tras el azote del ciclón los obligará a impulsar medidas que atenúen los obstáculos presentes e impulsen la reconstrucción futura. 

Los ajustes en la agenda no solo cobrarán la forma de piezas legislativas, pues en la Cámara también se gesta una iniciativa para establecer una comisión especial que vaya al Congreso a reclamar que se reenfoque la política fiscal impuesta al país por el gobierno de Estados Unidos, incluso que se reconsidere la existencia o función de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF). 

“Tenemos que crear una comisión de Cámara y Senado para cabildear en Washington a favor de los fondos que serían para la reconstrucción de Puerto Rico. Hay que visitar a los congresistas y senadores para que entiendan la magnitud del desastre de María. Tenemos que ir a hablar sobre si es viable o no es viable mantener la JSF o cambiar su función”, destacó el presidente cameral.

Méndez dijo que comenzó a discutir el asunto con miembros de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP), así como con las minorías del Partido Popular Democrático (PPD) y del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), y que espera dialogar pronto sobre ese asunto con miembros del cuerpo hermano.

Redistribución de fondos para reconstuir

Otro aspecto que el líder cameral se propone revisar una vez se restablezcan las operaciones en el Capitolio el lunes, son los donativos legislativos aprobados durante la consideración del presupuesto de este año fiscal. 

“Vamos a revisitar las asignaciones legislativas que se hicieron por vía de legislación por parte de Cámara y Senado en términos de asignaciones a distritos representativos y senatoriales para ver si cambiamos el propósito de esa legislación para que, entonces, se usen en labores de reconstrucción”, abundó Méndez en entrevista con El Nuevo Día.

El liderato legislativo anunció, temprano esta semana, que el lunes todos los empleados de la Casa de las Leyes deberán reportarse a trabajar, y se espera que la sesión legislativa se reanude el martes.  

Rivera Schatz anticipó que se propone sesionar con frecuencia para agilizar el trámite legislativo, e igualmente advirtió que tendrán que revaluar el presupuesto del gobierno para ajustarlo a las nuevas prioridades. 

“Obviamente, el Plan Fiscal, el presupuesto, lasprioridades del gasto público, la devastación en la red de telecomunicaciones, la red vial, los hospitales, el caso de la agricultura, requieren atención inmediata”, indicó, por separado, el líder de la Cámara alta. 

Minimizar el riesgo

Enfatizó que, además, presentará legislación para que los sectores público y privado estén debidamente preparados para enfrentar una emergencia similar, y que el país esté entonces en una posición menos vulnerable para lidiar con los efectos de nuevos fenómenos atmosféricos. Mencionó particularmente las entidades a cargo de proveer servicios básicos, como electricidad, agua potable y telecomunicaciones. 

“Creo que las lecciones que esta crisis nos ha dado a todos es que tenemos que ver legislación para que el gobierno y el sector privado tomen medidas cautelares, como una responsabilidad civil, una obligación en ley, en temporada de huracanes”, mencionó el presidente del Senado.

En específico, señaló que los hospitales, las estaciones de gasolina, los asilos para ancianos, los comercios de comida al detal, entre otros negocios, deben estar obligados por ley a tener abastos suficientes para encarar un desastre como el que provocó María, y poder subsistir sin ayuda externa durante, al menos, 10 días. 

No cumplir con esa obligación, si se aprueba una ley a esos fines, conllevaría algún tipo de sanción, según el tipo de negocio del que se trate. Sin embargo, Rivera Schatz recalcó que el objetivo no es “criminalizar” ni penalizar a las empresas, sino mejorar la respuesta inmediata ante una situación de esta naturaleza y reducir los riesgos. 

“Todo eso va a ser parte de esa discusión amplia, de estar listos y preparados cuando haya un impacto de algún fenómeno. No se trata de criminalizar, es responsabilidad con consecuencias para el que no cumpla, además de incentivarlos y colaborar”, insistió Rivera Schatz. 

Méndez, por su parte, dijo que aguardan por que el Ejecutivo someta un paquete de piezas legislativas para continuar los trabajos de recuperación y reconstrucción del país. 

El líder legislativo solo comentó que esperan una medida que permitiría a la ciudadanía retirar los fondos que mantienen en planes de ahorro, como las cuentas de retiro individual (IRA), sin que estén sujetos a algún tipo de penalidad o cargo, y así puedan encaminar “actividades remediativas” en sus hogares o atender cualquier situación urgente. 

La Fortaleza confirmó por separado que se elaboran los proyectos de administración, y que espera presentarlos durante las próximas dos semanas. Aún no se ha determinado el total de piezas que someterá a la Legislatura.

“Estamos trabajando en los proyectos que esperamos presentar en las próximas dos semanas para retomar proyectos importantes y radicar nuevos ante la emergencia”, dijo por escrito Yennifer Álvarez, secretaria de Prensa de la Mansión Ejecutiva. 

Agenda pendiente 

Sin embargo, el nuevo panorama posthuracán no desviará la atención del liderato del Senado y la Cámara de aquellos asuntos que ya habían identificado como prioridades cuando comenzó esta sesión ordinaria, en agosto.

Por ello, tanto Rivera Schatz como Méndez se proponen dar curso a los proyectos para impulsar la reorganización gubernamental y la municipal, así como la reforma del sistema contributivo.

“Quisiera escuchar a alguien que diga hoy que hace falta eliminar municipios. Ciertamente, los municipios fueron las primeras estructuras públicas que comenzaron a abrir el acceso e identificar las necesidades de la gente”, comentó Rivera Schatz, quien, al inicio de la sesión, señaló la reorganización administrativa y tributaria de los ayuntamientos como uno de los temas prioritarios. 

Aunque muchas de las reformas legisladas al comenzar el cuatrienio fueron aprobadas en un país que se distancia al de hoy, ninguno de los presidentes legislativos entiende necesario enmendarlas. Rivera Schatz puntualizó que las leyes como la reforma laboral, los cambios en el trámite de permisos y la política del Empleador Único fueron concebidas para generar “eficiencias y economías”, y afirmó que siguen igual de vigentes. 

“Todo lo que estuvo en agenda, que procure eficiencia y economía, se mantiene”, aseveró Rivera Schatz.

Pero algunas voces dentro del Capitolio, como el senador José Vargas Vidot, han reclamado una revisión total de las prioridades legislativas. El legislador independiente reclamó al liderato legislativo que haga espacio para atender temas como la pobreza, la salud y la situación de los adultos mayores a raíz de las circunstancias por las que atraviesa la isla actualmente.

“Me parece importante que se considere la agenda de la pobreza. Yo creo que el desastre ha levantado una realidad sobre la pobreza que antes no queríamos ver. Realmente, hay pobreza, hay poblaciones aisladas y gente excluida. Todo eso (las reformas legisladas) tiene que irse para atrás y atenuarse con la realidad de un país en reconstrucción”, puntualizó Vargas Vidot. 


💬Ver 0 comentarios