La representante María Milagros Charbonier es la autora del proyecto. (GFR Media) (semisquare-x3)
La representante María Milagros Charbonier es la autora del proyecto. (Xavier J. Araújo Berríos)

La Cámara de Representantes aprobó hoy, lunes, a viva voz una pieza legislativa para instituir la celebración del Día del Niño por Nacer, medida que generó una álgida discusión entre quienes ven en el proyecto como un nuevo intento por coartar los derechos reproductivos en la mujer y aquellos que alegan que responde al interés fundamental que debe tener el Estado por preservar la vida.

Su autora, la representante María Milagros Charbonier, alegó que el Proyecto de la Cámara 320 nada tiene que ver con el derecho al aborto, establecido mediante jurisprudencia federal a través del caso Roe versus Wade que en el 1973 ratificó el derecho de la mujer a abortar. Indicó que la celebración que propone -la cual está instituida en otros países-  va dirigida a proteger el inalienable derecho a la vida”.

“Durante este día se orientan a las mujeres en cuanto a la salud del niño concebido nacido”, indicó la legisladora.

El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) Luis Pérez Ortiz se unió a Charbonier.  “Saldrán voces rabiosas a oponerse a este proyecto, argumentando que cambia el estado derecho con relación al reconocimiento que el ordenamiento jurídico ha dado a una mujer para interrumpir su embarazo. Acusarán a los favorecedores de esta medida de fundamentalistas religiosos, pero ese no es el fin de esta medida. La intención es expresar la preferencia de esta Asamblea Legislativa por la vida independientemente de la etapa de desarrollo en la que se encuentre el ser humano”, argumentó. 

Sin embargo, para el representante del Partido Popular Democrático (PPD), Luis Vega Ramos, y su homólogo del Partido Independentista Puertorriqueño, Denis Márquez, la medida busca generar controversia sobre un tema que tiende a generar divisiones entre diversos sectores del país. 

“Lo que provoca es generar una garata, un debate, procurando tener alguna ganancia con un sector de la sociedad impugnando a otro sector de la sociedad, especialmente los que defienden los derechos reproductivos de la mujer”, dijo Vega Ramos.

Sostuvo que el proceso legislativo debe estar lo más alejado al debate debido a la jurisprudencia existente y, por el contrario, tiene que reconocer que “decisiones sobre los derechos reproductivos de las mujeres competen al espacio más íntimo de esas conciudadanas”.

“Este proyecto tiene un sello claramente religioso, que adopta y favorece unas doctrinas religiosas en contra de las posiciones de otras personas de nuestra sociedad, no cumple con promover el bienestar generar de la ciudadanía”, subrayó Vega Ramos.

Márquez, por su parte, indicó que la aprobación de medidas como esta lo que hacen es generar más problemas de intolerancia y discrimen en el país.  “Que se sostenga la celebración de un acto gubernamental, de una proclamación legislativa fundamentada en la teología de un sector de la población, es inconcebible, porque los actos de gobierno deben ser inclusivos”, puntualizó Márquez. 

Critican motivación religiosa

Tania Rosario, directora ejecutiva de Taller Salud, entidad con 39 años de trayectoria en la defensa y educación de los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, sostuvo que con la aprobación de la medida en la Cámara de Representantes, la Legislatura está ignorando la documentación científica que apoya la ampliación de los derechos humanos y civiles  de las mujeres.

“Han abandonado la razón y eso las mujeres y el pueblo no se lo vamos a dejar pasar”, señaló Rosario.

Sostuvo que el “peligro” de la medida radica en que “están queriendo montar la discusión a favor  de unos nuevos derechos para los cigotos, es decir, no para el sujeto humano que es el que sustenta derechos”.

Rosario también hizo referencia a un fragmento de la exposición de motivos de la medida, donde dice que la celebración tendría lugar el 25 de marzo por ser el día “en que recordamos la concepción inmaculada del Hijo de Dios, cuyo nacimiento se produciría nueve meses después”.

Dijo que este fragmente específicamente “es prueba de la motivación religiosa de proyecto”.

La medida fue aprobada con los votos en contra del independentista Denis Márquez, los populares Luis Vega Ramos y Manuel Natal; y el penepé Michael Abid Quiñones.


💬Ver 0 comentarios